Cómo preparar un puré de patatas con beicon y queso

Cómo preparar un puré de patatas con beicon y queso

¿Quieres preparar un plato sencillo y delicioso? Algo tan básico como la patata está en cualquier cocina. ¿Porqué no preparar un puré de patatas riquísimo y muy fácil de hacer? Lo único que necesitarás es esperar a que se cuezan las patatas y se hornee el puré mientras haces otras cosas… Sin embargo, en este plato, a parte del tiempo de espera, tú no tendrás que hacer casi nada. Si quieres preparar un delicioso puré de patatas con beicon y queso, tendrás que seguir los siguientes pasos:

Dificultad media
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Pela y corta dos patatas grandes a trozos y ponlos en una olla con agua y sal. Espera a que las patatas estén bien cocidas.

2

Saca las patatas de la olla y ponlas en un recipiente especial para el horno que previamente habrás untado con mantequilla. Con un tenedor chafa las patatas hasta conseguir la textura de un puré. Añádele leche a tu gusto para que quede más ligero. Ponle pimienta a tu gusto.

3

Añade las cintas de beicon intentando cubrir toda la superficie del puré. Mete el recipiente en el horno que habrás precalentado a 200 grados durante unos minutos. El recipiente debe estar a media altura, encima de una rejilla. Déjalo durante unos 15 o 20 minutos para que el beicon vaya soltando su grasa para dar sabor al puré.

4

Abre el horno y añade el queso rallado por encima del beicon y cubriendo también todo el puré. Gratina durante dos o tres minutos.

5

Cuando el queso esté gratinado, saca el puré del horno.

6

Sirve el puré de patatas con beicon y queso en un plato y ¡listo para comer!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar un puré de patatas con beicon y queso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Si tienes una olla a presión, solo necesitarás 10 minutos para que se cuezan las patatas.
  • Para saber si las patatas están cocidas las puedes presionar y comprobar su rigidez (tienen que ceder un poco). Otro método sería pincharlas con una aguja larga para comprobar su nivel de cocción.