Cómo hacer yogur crudivegano

Cómo hacer yogur crudivegano

El crudiveganismo es una filosofía de vida que se basa en la alimentación cruda y en una conciencia global de las relaciones entre todos los seres vivos. Si vamos un poco más a la parte técnica de esta "parte" del veganismo estamos ante personas que consumen alimentos que no han sido calentados a más de 46.7°C ya que según esta filosofía esto "destruye gran parte de las enzimas y nutrientes de los alimentos". Justamente por ello es "crudi", antes de vegano.

En este artículo de unComo vamos a contarte una de las primeras recetas crudiveganas, la de yogur crudivegano, uno de los pocos medianamente comestibles (según un amigo, quién practica este tipo de alimentación). La base de este yogur es de leche de almedras. No es algo sencillo, pero ahí vamos.

1 comensal 1 hora Dificultad media
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Vertimos la leche de almendras en la olla y ponemos el fuego a medio, tirando bajo. Revuelva mucho, pero mucho. Colocamos el medidor de temperatura para asegurarnos de que no supera los 110 grados. Seguimos batiendo.

2

En otra hornalla, calentamos agua, la idea es poner agua hirviendo en la heladerita portátil para que las bacterias del yogur se reproduzcan en un ambiente favorable.

3

Abrimos la heladera portátil, ponemos la toalla con la intención de acunar la olla y el yogur. La idea es que no se muevan, principalmente la olla que tendrá agua caliente.

4

Apagamos el fuego de la leche, seguimos batiendo y esperamos que baje a unos 70°C. Una vez a esa temperatura le agregamos las bacterias. Mezclamos bien y colocamos la leche con las bacterias en el recipiente de vidrio.

5

Lo dejamos por 6 horas, obviamente cerramos la tapa de la heladera. Luego abrimos suavamente la heladera y abrimos el cultivo, ¿sigue siendo líquido? Podemos probarlo. La idea es que no esté agrio, si ese es el caso deberás dejarlo más tiempo, a veces tarda unas 14 horas, incluso 16.

En caso de que el agua se haya enfriado mucho, deberías cambiarla por agua tibia, de alrededor de 60°C.

Sigue probando hasta que la textura de la leche de almendras sea como la de un yogur. Una vez que logras la textura deseada, deberás refrigerar el yogur y podrás consumirlo, preferentemente con una exquisita fruta como las que ilustran el artículo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer yogur crudivegano, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • este es un proceso artesanal y por lo tanto tiene cierto nivel de complejidad. Probablemente las primeras veces no te saldrá genial y por eso deberás tener paciencia. La clave está en las bacterias y cómo ellas cultivan la leche.