Cómo hacer una rica tarta de zapallitos verdes

Cómo hacer una rica tarta de zapallitos verdes

Si amás los vegetales y los comés de cualquier forma, tenés que probar esta receta. Si, por el contrario, te cuesta introducirlos en tu menú (o en el de tus hijos), también tenés que probar y hacer esta tarta gratinada de zapallitos porque es una de las más ricas y fáciles que te pueden ayudar a lograrlo.

Los zapallitos verdes o calabacines son ricos en vitaminas A, E, C, B1, B2,B3, B6, ácido fólico, potasio, magnesio, sodio, yodo, hierro, calcio y fósforo. Por todas estas propiedades -y por su contenido nulo en grasas- se convierten en uno de los vegetales más nutritivos que existen, saludables para la vista, el cabello, el tracto intestinal y el sistema circulatorio, entre otras cosas.

Existen decenas de formas de prepararlos, pero en esta ocasión, vamos a realizar una tarta gratinada.

4 comensales 45 minutos Dificultad media
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Deberás lavar y hervir los zapallitos verdes, hasta que la piel esté blanda y la pulpa, tierna. Luego deberás pinchar los zapallos con un tenedor. Si al levantarlos de la olla, los zapallos se deslizan, estarán en el punto en el que los necesitamos.

2

Picar los zapallitos y conservar todo (piel, pulpa y semillas). Batir dos huevos y añadirlos, junto con un poco de queso rallado. Condimentar con sal y pimienta. Si lo preferís, también puedes agregar coriandro y/o jengibre disecados. Revolver la mezcla.

 

3

Enmantecar un molde para tartas y colocar la tapa para pascualina, con la precaución de dejar los bordes de la masa bien altos. Espolvorear con queso rallado y cocinar en horno fuerte.

4

Cuando el queso esté dorado, retirar y servir. No intentes desmontar la tarta, porque se va a quebrar. Serví directo del molde. También podés freezarla y descongelarla cuando gustes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una rica tarta de zapallitos verdes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Si estás a dieta, podés reemplazar la manteca por margarina, y el queso sardo por otro bajo en grasas, incluso por queso port salut.