Cómo hacer una queimada

Cómo hacer una queimada

La queimada es una bebida de origen gallego preparada a base de orujo o aguardiente blanco junto con azúcar, granos e café y cáscara de limón y naranja. Como su nombre indica, se debe preparar quemando el brebaje y representa todo un rito ligado incluso a un conjuro. Y es que la queimada está muy vinculado al mundo de las meigas -¡habeilas hailas!- y el misticismo en general. Si tú también quieres iniciarte con esta bebida propia de Galicia, no te pierdas este artículo de unComo acerca de cómo hacer una queimada gallega.

45 minutos Dificultad media
Ingredientes:
Necesitarás:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

El primer paso para preparar una queimada gallega será poner en una cacerola de barro el aguardiente u orujo junto con el azúcar blanco; la proporción es de unos 120-150 g. de azúcar por litro de aguardiente. Reservamos unas dos cucharadas de azúcar.

Cabe destacar que existen recipientes especialmente diseñados para hacer queimada, con el cucharón y los vasos para tomarla, pero también podremos usar alguna otra cazuela de este material que tengamos en casa.

Imagen: anforaceramica.com
2

A continuación, deberemos lavar y pelar los limones y naranja para aprovechar su piel, que serán las que aromatizarán esta bebida. A continuación, añade estas cáscaras en la cacerola de barro, junto con los ingredientes que ya habíamos añadido.

3

Asimismo, deberás tomar un puñado de granos de café enteros para incorporarlos en la mezcla que servirá para preparar la queimada. Este le aportará un color tostado a la queimada, así como también un sabor especial.

4

A continuación, llegará el momento más espectacular de preparar una queimada gallega: encenderla. Para ello, deberás coger con el cucharón un poco de aguardiente de la cacerola, agregarle las dos cucharadas de azúcar que habías reservado y prenderle fuego con la ayuda de una cerilla o mechero. Cuando la llama se avive en el cucharón, la tendrás que aproximar a la cazuela para que prenda también el líquido del recipiente.

5

Primeramente, deberás ir removiendo sin llegar al fondo y luego podremos ir elevando el cucharón para que se eleve la llama; verás como la llama será de un color azulado debido al azúcar. Es fundamental que tengas mucho cuidado con las llamas de la queimada ya que podrías quemarte.

6

Es importante destacar que la queimada gallega está muy relacionada con el mundo místico y de las meigas -como se conoce a las brujas en tierras gallegas-, por lo que la tradición marca que se debe leer el 'esconxuro' o 'Conxuro da queimada' antes de terminar la preparación.

Imagen: ezequiel-design.blogspot.com
7

En cuanto al tiempo que debe pasar para apagar la queimada, dependerá de cuán fuerte la queramos. Contra más esperemos, más se reducirá el alcohol y más suave será. Sobre el método para hacerlo, cabe la opción tradicional de apagar la queimada de un soplo, pero también podemos usar una tapadera para que el fuego se apague. Cabe señalar que la queimada se debe tomar caliente, por lo que una vez apagada, será necesario servirla -a poder ser- en pocillos o vasos de barro.

Imagen: ogarfelo.blogspot.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una queimada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.