Compartir

Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso

Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso

Practicar recetas en la cocina es, sin duda, uno de los placeres de la vida. Y si no, que le pregunten a nuestro estómago y al de nuestros invitados cuando le deleitamos con nuestros primeros postres caseros. No obstante, si somos principiantes en la repostería, puede resultar un poco complicado conseguir que un queque esponjoso.

Con la práctica y algunos trucos se puede conseguir un queque casero tierno y mullido que encantará a mayores y pequeños (y a nuestro sistema digestivo, por supuesto). Es por ello que en unCOMO queremos explicarte nuestra receta para saber cómo hacer un queque esponjoso con el que te chuparás los dedos.

45 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
  • Ingredientes para la masa:
  • Para el recipiente:
  • Toppings a elegir:
También te puede interesar: Cómo hacer un queque de manzana
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

El primer paso para preparar tu queque fácil esponjoso será buscar un recipiente adecuado en el que batirás toda la masa. Te recomendamos que escojas, por ejemplo, una pequeña olla, ya que con ella tendrás el espacio necesario para que quepan todos los ingredientes. Además, como las paredes son bastante altas, a la hora de pasar la batidora la masa no saldrá disparada.

2

A continuación, comienza a añadir los ingredientes. Es mejor que empieces por los huevos. Rómpelos con cuidado y échalos al recipiente, vigilando de que no caiga ningún trozo de cáscara dentro por seguridad alimentaria.

Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso - Paso 2
3

Seguimos nuestra receta añadiendo el yogur. Puede ser natural o con sabor, dependiendo de tus gustos. Si escoges, por ejemplo, un yogur de limón, te recomendamos que después añadas a la mezcla del queque casero ralladura y jugo de limón para potenciar el sabor.

4

Aprovechamos el recipiente del yogur para añadir otros ingredientes. Esto es un truco para asegurarte que las proporciones son las correctas. Llena hasta arriba dos veces el yogur que has utilizado con azúcar moreno o blanco y añádelo al resto de la mezcla. Como se quedarán trozos de azúcar pegados, puedes ayudarte con una cuchara para no desperdiciar nada.

5

Utiliza otra vez el recipiente del yogur esta vez para el aceite. Llena hasta arriba el yogur de aceite y échalo a la mezcla del queque. Al tratarse de líquido, en este caso, es probable que no necesites utilizar una cuchara para recoger los restos pegados. No obstante, si crees que te haría falta, hazlo.

6

El siguiente paso para la elaboración de esta receta de queque esponjoso será la harina. Con el mismo recipiente del yogur, llénalo tres veces hasta arriba con este ingrediente. Sin embargo, antes de echarla directamente a la mezcla de queque, tamiza la harina para evitar que queden grumos. En el recipiente quedará un poco de harina pegada. No pasa nada, esa puedes echarla directamente con la ayuda de una cuchara.

7

Añade a continuación un sobre de levadura a la mezcla. Si quieres añadirle jugo y ralladura de limón o de naranja, este es el momento. Después, bátelo todo hasta que quede una masa homogénea. Si quisieras echarle toppings sólidos como pepitas de chocolate o trozos de nueces, lo mejor es que esperes a después de batir los ingredientes.

8

Coge el recipiente donde pondrás finalmente la masa y úntalo con mantequilla. Dependiendo del tamaño, quizás necesites 2 o 3 cucharadas de mantequilla. Esto ayudará a que tu torta no se pegue mientras se hace en el horno. Después, vierte toda la masa sobre el recipiente.

9

Con el horno precalentado a 180ºC, mete el recipiente con la masa de queque durante unos 30 minutos sin abrirlo. El tiempo, sin embargo, es bastante relativo, dependerá de la potencia de cada horno. Si no conoces bien el tuyo, ve echándole un vistazo, ¡pero siempre desde fuera! Para saber si tu queque esponjoso está listo, pínchalo con un palillo, cuchillo o algún otro objeto punzante y asegúrate de que salga limpio; si no es así, déjalo en el horno algunos minutos más. ¡Y listo! Ya podrás presumir de saber cómo hacer un rico queque esponjoso!

Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso - Paso 9

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • No abras el horno antes de tiempo para comprobar el aspecto de tu queque. Si lo haces, la masa podría no elevarse y tu queque no quedaría esponjoso ni bien hecho.
  • Si no tienes yogur, puedes utilizar leche, pero la textura del bizcocho no quedará tan cremosa.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso

¿Qué te ha parecido la receta?
54 comentarios
Su valoración:
Fresia
Me quedo bajo y al partirlo en el centro se ve aceitoso ,, como si le faltará cocción, creo que el aceite provocó esto.
No me gustó la receta.
Su valoración:
Antonia Jara
Una vez en el horno se le debe poner calor por arriba y por abajo?
Su valoración:
Castlegione
No se amarguen chic@s, un queque no lleva yogurt.. por eso les quedo así 🤦🏻‍♂️, si asi le quedo bien a ella.. genial, pero receta tradicional no lleva yogurt.
Su valoración:
tere
no resultó, no quedo esponjoso, todo mal...
Su valoración:
Cristian valdivia
Me quedo horrible.. Perdí tiempo perdí material, invertí lo que no tenía por un queque supuestamente sabroso y esponjoso pero salió una mugre. Gracias por el desastre y la vergüenza.
Su valoración:
Rom
Primer queque que hare !!!! Nervios jjjjjj 😁
Su valoración:
Denis
Bien, esta al horno con todos los ingredientes mas el amor que le puse. Espero probarlo... Ya lo comentaré
Su valoración:
Bastian
El aceite se puede sustituir por margarina ???
Su valoración:
marco
muy buena receta, me funciono a la primera jajaja gracias
Su valoración:
José
Hola, se agradece la receta, me quedo esponjoso y muy sabroso, aproveche de agregarle arándanos. Saludos desde Pucón Chile.

Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso
1 de 3
Cómo hacer un queque esponjoso - fácil y delicioso

Volver arriba