Cómo hacer un bizcocho esponjoso

Cómo hacer un bizcocho esponjoso
Imagen: Kkeyks.blogspot.com

No os podéis perder nuestra receta de cómo hacer un bizcocho esponjoso. Se trata de la receta del bizcocho tradicional que casi todo el mundo conoce, pero el resultado final es un acabado totalmente esponjoso y agradable a nuestro paladar. Este bizcocho es un comodín que nos sirve tanto para el desayuno, la merienda o el postre y podemos servirlo de muchas maneras diferentes. Se trata de un postre muy agradable de comer y muy fácil de cocinar, por tanto, es algo ideal y, además, nunca nos defraudará porque suele gustar a todo el mundo. Atentos pues a esta fabulosa receta de bizcocho esponjoso.

1 hora Dificultad baja
Ingredientes:
Necesitarás:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

En primer lugar batimos los huevos y el azúcar, lentamente, hasta conseguir una masa de color amarillo. La masa debe obtener un color más bien claro y no debe tener grumos.

2

A continuación, seguiremos añadiendo el resto de ingredientes en el mismo recipiente también lentamente y mezclando a conciencia, sin importar el orden hasta llegar a la harina junto con la levadura, que tienen que ser los últimos ingredientes que añadamos.

3

Mientras mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa consistente y sin grumos debemos ir preparando el molde que vamos a utilizar. En este caso, embadurnamos el molde con mantequilla utilizando un pincel de cocina para que de este modo se pegue el papel de horno y así, no se nos pegue la masa a la bandeja una vez la metamos en el horno. De este modo evitamos que se nos desmonte el bizcocho y quedará mucho más perfecto.

4

Después, mezclaremos en un recipiente aparte la harina con la levadura e iremos añadiéndolas al resto de ingredientes muy poco a poco, removiendo cada vez para que los grumos que se van formando se deshagan y, además, las celdas de aire que se van formando permanezcan y así nos ayuden a que nuestro bizcocho salga bien esponjoso.

    Imagen: lacocinayrecetasdelanouvellevie.blogspot.com
    5

    La temperatura ideal a la que tiene que estar el horno es entre 170ºC y 180ºC. Además, debemos precalentarlo antes de meter la masa dentro, normalmente a una temperatura más alta para después poder bajarla al introducirla. Esta sería la temperatura óptima para esta receta para que no se nos queme el bizcocho y se haga bien en unos 35 o 40 minutos.

    6

    Una vez hemos acabado el bizcocho, es decir, cuando comprobamos que está totalmente hecho, apagamos el horno y abrimos la puerta. No hace falta abrirla del todo, solo unos centímetros para que entre el aire frió lentamente y no se desinfle la el bizcocho por el cambio exagerado de temperatura. Es recomendable dejarlo dentro del horno en estas circunstancias durante unos diez minutos hasta sacarlo del horno y dejarlo enfriar. Y así, ya tendríamos nuestro bizcocho esponjoso y daríamos por finalizada la receta.

    Imagen: Dulcinenca.com

    Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un bizcocho esponjoso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

    Consejos
    • Es recomendable que usemos los envases de los yogures de limón como medida del resto de ingredientes. Una vez vaciados, les damos un agua y ya los podemos utilizar para el resto.
    • No dejar reposar excesivamente la masa del bizcocho, entre que hemos terminado esta misma y el momento de meterlo al horno para evitar que se destruyan las celdillas que hemos comentado con anterioridad.
    • No abrir el horno mientras se hace porque así conseguimos que suba la masa y no se nos desinfle. Cuando ya veamos que puede estar hecho y haya pasado gran parte del tiempo que indica la receta, podremos abrir el horno y pinchar el bizcocho con un palillo para ver si está bien hecho por dentro o hay que dejarlo un poco más.
    • Dejar reposar y enfriar antes de servir o de decorar.