Cómo hacer té de ginkgo biloba

Cómo hacer té de ginkgo biloba

El ginkgo biloba es un árbol del cual se aprecian muchísimo sus hojas por las propiedades beneficiosas que ofrecen para la salud del organismo. Se ha empleado como remedio natural en la medicina tradicional y en la homeopatía para tratar afecciones y problemas asociados a la mala circulación sanguínea, pero también para luchar contra el envejecimiento y garantizar un excelente bienestar físico. Una de las mejores formas de consumir esta planta es a modo de infusión y en el siguiente artículo de unComo te mostramos paso a paso cómo hacer té de ginkgo biloba, ¡toma nota!

Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

El ginkgo biloba es una planta con muchísimos beneficios para la salud y consumirla a modo de infusión puede ayudarte a aprovechar todas sus propiedades al máximo. Las más destacadas son:

  • Mejora la circulación sanguínea y favorece el buen estado del cerebro ayudando a prevenir el padecimiento de accidentes cerebrovasculares.
  • Protege las paredes vasculares y disminuye el riesgo de formación de coágulos en las arterias.
  • Bloquea la acción de los radicales libres en el organismo, por lo que es bueno para luchar contra el envejecimiento celular.
  • Aumenta los niveles de energía en el cuerpo y ayuda a combatir el cansancio y la fatiga.
  • Se ha señalado que debido a sus increíbles efectos sobre la circulación de la sangre, sirve para incrementar el deseo sexual y mejorar las erecciones masculinas.

Descubre mucho más sobre esta planta en el artículo Cuáles son las propiedades del ginkgo biloba.

2

Preparar té de ginkgo biloba es muy sencillo y solo te llevará unos minutos. Lo primero que debes hacer es colocar en una olla o cazo un 1 litro de agua mineral y esperar a que esta hierva poniendo el fuego a temperatura baja.

3

Una vez que el agua haya alcanzado el punto máximo de ebullición, agrega las hojas secas de ginkgo biloba, tapa la olla o el cazo y deja que hiervan durante al menos 5 minutos más. Es importante que una vez pasados esos minutos, apagues el fuego y dejes reposar la mezcla por unos 10 minutos, aproximadamente, para que todos los componentes y propiedades de esta planta queden bien impregnadas en la infusión que vas a tomar.

4

Por último, solo tienes que colar la mezcla para retirar todos los restos de las hojas de ginkgo biloba y verterla en una jarra. ¡Así de sencillo! En unos instantes, tendrás tu infusión de ginkgo biloba y lista para tomar. Se recomienda consumir dos tazas al día después de las comidas y no superar esta dosis, pues un consumo excesivo podría ocasionar algún tipo de reacción alérgica, dolores de cabeza o molestias estomacales.

Así mismo, esta infusión no es aconsejable en pacientes con hipersensibilidad, que estén tomando medicamentos anticoagulantes, padezcan de epilepsia, así como en mujeres embarazadas y lactantes.

5

Si quieres saber de qué otras formas puedes consumir esta planta, te invitamos a consultar el artículo Cómo tomar ginkgo biloba.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer té de ginkgo biloba, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.