Compartir
Compartir en:

Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Una de las tartas más deliciosas que existen es la de requesón pues cuentan con una textura esponjosa que deshace al contacto con la saliva. A diferencia de la tarta de queso tradicional, la de requesón es más compacta y consistente, no es tan cremosa y resulta ideal para sorprender a tus invitados con un postre delicioso. Pero ¿qué pasa si no tienes horno?, ¿te quedas sin tarta entonces? ¡En absoluto! En este artículo de unCOMO vamos a contarte cómo hacer tarta de requesón sin horno para que puedas disfrutar de esta delicia de un modo fácil y rápido.

Ingredientes para 4 raciones de Cómo hacer tarta de requesón sin horno:
También te puede interesar: Cómo hacer tarta de zanahoria sin horno
Pasos a seguir para hacer esta receta | Más de 2 horas
1

Para poder hacer tarta de requesón sin horno lo primero que haremos será coger el molde con el que haremos nuestra tarta y colocarle en la base un papel de horno, así, conseguiremos que no se pegue ni se rompa.

Ahora, empezaremos triturando las galletas, podemos hacerlo manualmente con un mortero o, si queremos, podemos hacerlo con una batidora que nos permitirá obtener pedazos más pequeños y perfectos para la tarta.

2

En cuanto tengamos las galletas trituradas, el siguiente paso que tendremos que hacer es reservarlas en un bol o recipiente hondo. Entonces, ponemos la mantequilla en una sartén a fuego medio para que se derrita y cuando esté lista, agregaremos las galletas para poder crear la pasta de nuestra tarta de requesón.

Mezclaremos los dos ingredientes para que se integren a la perfección y, cuando esté, la apararemos del fuego y lo colocaremos directamente en el molde que queramos usar. Extiende la masa por toda la base y presionando para que quede una textura compacta.

3

Para que la tarta se quede bien consistente tendremos que meterla en el frigorífico y dejar que la base se endurezca durante 2 horas, aproximadamente. Así pues, cuando queden unos 20 minutos, podemos empezar a preparar el requesón de nuestra receta.

Para ello, tendremos que coger el requesón y ponerlo en un vaso apto para la batidora. Añadimos el azúcar blanco y reservamos.

4

Continuamos con nuestra receta de tarta de requesón sin horno empezando a calentar la nata. Para ello tendremos que poner la mitad de la nata en una olla y encender el fuego medio; la otra mitad de la nata la dejaremos en un bol en el que añadiremos la cuajada en sobres. Ahora, batiremos con las varillas para que los dos ingredientes se integren a la perfección.

En el momento en el que la nata que tenemos en el fuego empiece a hervir, tendremos que echar la nata y la cuajada que hemos preparado y no dejar de remover en ningún momento. Y justo cuando la mezcla vuelva a hervir de nuevo, entonces apagaremos el fuego y seguiremos removiendo durante unos 30 segundos más o menos.

5

Cuando tengamos la nata ya lista, la verteremos con cuidado dentro del vaso en el que, en el paso 3 hemos dejado nuestro requesón y azúcar. Y ahora sí que llega el momento de batir todos los ingredientes y mezclarlos para poder hacer una tarta de requesón sin horno. Deberás batirlo todo de forma constante hasta que veas que se queda una mezcla cremosa, sin grumos y bien mezclada.

6

Una vez tengamos la mezcla lista, tendremos que verterla encima de la base de galletas que habíamos preparado al principio y que tenemos extendida en el molde. Extiende bien la mezcla para cubrir toda la base y, entonces, para hacer tarta de requesón sin horno nos ayudaremos del frío de la nevera, por tanto, mete el molde durante 2 horas para que se fije y se quede una buena consistencia.

7

Si queremos, podemos mejorar nuestra tarta de requesón creando una capa de mermelada y poniéndola en la parte superior del postre. Esta capa irá acompañada de gelatina así que, si quieres darle este delicioso toque, entonces tendremos que comenzar poniendo la gelatina en un bol con agua fría y, en un cazo aparte, pondremos la mermelada con un poco de agua y la pondremos a fuego medio para que se vuelva menos espesa.

Iremos removiendo y, en el momento en el que empiece a hervir, añadiremos la gelatina escurrida y continuaremos removiendo en todo momento. Cuando la gelatina esté totalmente disuelta, apagamos el fuego y dejamos que repose un par de minutos.

Si quieres hacer la mermelada tú misma, en este otro artículo te contamos cómo hacer mermelada de arándanos que es la que mejor combina con este postre.

8

El siguiente paso consiste en poner la mezcla de mermelada que hemos preparado encima de la tarta que tenemos en la nevera. La cubrimos bien y, después, volvemos a meterla de nuevo en el frigorífico para que la mermelada cuaje correctamente; se recomienda que la dejes el máximo tiempo posible siendo recomendado que, como mínimo, esté 2 horas.

Para terminar, saca la tarta de la nevera y quítale el molde con cuidado. ¡Listo! Ya puedes disfrutar de una tarta de requesón sin horno y deliciosa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer tarta de requesón sin horno, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo hacer tarta de requesón sin horno

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer tarta de requesón sin horno
1 de 5
Cómo hacer tarta de requesón sin horno