Cómo hacer Tabasco

Cómo hacer Tabasco

La salsa Tabasco es utilizada como condimento picante, es originario de México y fue creada en 1868, pero luego fue comprada por un banquero estadounidense. La base de este condimento es el chile, que lleva el mismo nombre de la salsa y que provienen de un arbusto de más de 2 metros de altura, vinagre, agua y sal. En un principio la salsa se comercializaba entre los amigos y familiares del banquero en frascos de colonia, pero cuando esta empezó a tener éxito continuó con esta práctica, pero ahora en botellas de colonia nuevas. Si eres amante del picante en unComo te mostramos cómo hacer Tabasco.

 

Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Lo importante para la preparación de la salsa Tabasco es la elección del chile, existen varios tipos y vienen en colores distintos que van desde el verde hasta el rojo brillante. El chile que se utiliza para el Tabasco no es tan largo y su punta es más bien redonda.

Aunque parezca contradictorio, el chile aporta beneficios para la salud, ya que ayuda al estreñimiento, mejora la circulación de la sangre y resulta beneficioso para tratar las úlceras estomacales porque tiene propiedades cicatrizantes. Además es un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro.

Si quiere saber más sobre las propiedades de esta planta te recomendamos el artículo beneficios del chile para la salud.

2

Es importante destacar que el chile hay que manipularlo con cuidado, no toques tus ojos después de haber estado en contacto con este. Una vez has elegido el chile adecuado, lávalo y córtalo verticalmente. Elimina las semillas, la parte superior del chile y las venitas blancas que este tiene. Corta los chiles en pedazos colócalos en una sartén a fuego bajo, déjalo cocinar hasta que suelten su aroma.

3

Deja enfriar los chiles. Mientras tanto pon el agua a hervir y agrega la harina fina de maíz remueve hasta que sea una mezcla espesa. En una batidora o procesador de alimentos coloca la maicena, el chile que habías reservado, el vinagre, la sal y el chile en polvo. Bate hasta que todos los elementos se hayan unido.

4

Una vez hecho esto tu salsa Tabasco estará lista, sin embargo hay un paso muy importante y es cómo conservarla. Lo ideal es que sea en un frasco de vidrio que haya sido esterilizado previamente.

Para esterilizar un envase de vidrio coloca en el fondo de una olla un trapo y pon los envases que quieras esterilizar junto con las tapas. Llena la olla de agua y deja hervir hasta por 40 minutos sin tapar la olla. Retira del fuego y deja que se enfríen en la misma olla, luego escurre el agua. Cuando estén fríos debes manipularlos con las manos muy limpias y evitarás tocar el interior del frasco.

En este punto ya puedes colocar tu salsa tabasco casera dentro del recipiente que has esterilizado previamente y guardar en un lugar fresco.

5

Esta salsa tiene la particularidad de que si se guarda en un lugar fresco puede durar por muchos años sin que cambie su sabor, además permanece por 3 años en barriles de roble, antes de que salgan a la venta y se comercializa en 165 países.

Adicionalmente es apto para celiacos y se puede utilizar para darle un toque especial a ciertos platos como brownies, helado de limón, bizcochos o cócteles.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Tabasco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.