Cómo hacer smoothies de frutas

Cómo hacer smoothies de frutas

¡Los smoothies están de moda! Estos batidos de frutas son una fuente nutritiva y una opción muy refrescante para el buen tiempo. ¡Además son fáciles de preparar! Hechos a base de fruta, leche y yogur, a pesar de estar en auge en la actualidad estos deliciosos batidos aparecieron en 1930. En este artículo de unComo te mostramos cómo hacer smoothies de frutas caseros. ¿Te los vas a perder? ¡Cuéntanos tú receta en los comentarios!

1 comensal 30 minutos Dificultad media
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

El primer paso en la elaboración de tu delicioso smoothie consiste en elegir un mínimo de dos frutas distintas. Después debes lavarlas, pelarlas y trocearlas. Por último introduce la fruta troceada en un recipiente o en el vaso de la batidora. Como ejemplos, te recomendamos que pruebes alguna de las siguientes combinaciones de frutas:

  • coco, mango y papaya;
  • plátano y mango;
  • fresa, mora y frambuesa;
  • fresa y plátano;
  • papaya, mango y piña;
  • coco y piña.

En caso de que te inclines por una receta aún más saludable, te sugerimos que añadas vegetales, como la rúcula o las espinacas.

2

En segundo lugar, se debe elegir la base del smoothie. Para ello añade a la fruta uno o dos vasos de leche o leche vegetal como por ejemplo: leche de almendras, leche de avena, leche de arroz, leche de avellanas o leche de soja. Si lo prefieres, en lugar de leche o bebidas vegetales puedes optar por zumo de frutas, leche de coco o agua. En caso de que las frutas troceadas contengan mucho zumo, no pongas demasiado líquido.

3

A continuación es el momento de agregar ingredientes que espesen tu smoothie. Para este paso decántate por aquellos productos que puedan aportarle cremosidad y que además sean nutritivos, como helado, kéfir, yogur, crema de cacahuete, crema de almendras, copos de avena o semillas de chía.

4

Luego se recomienda potenciar un poco el sabor del batido de frutas con especias, hierbas o frutas. Y para endulzarlo, no te limites al azúcar: ¡hay muchas maneras de conseguirlo! Entre estos endulzantes, puedes encontrar azúcar blanca, azúcar moreno, stevia, miel, edulcorantes e incluso sirope de ágave. Por otro lado, también puedes aromatizarlo con canela, hojas de menta, dátiles o vainilla.

5

Por último, para finalizar la elaboración del smoothie se puede recurrir a añadir algunos superalimentos, ya que al contener muchas propiedades nutritivas complementarán los beneficios de tu batido. Este es el caso de las bayas de Goji, el cacao puro en polvo, el germen de trigo, las semillas de lino, la espirulina o el polen de abeja.

Luego simplemente consérvalo bien frío y ¡disfruta de una saludable y deliciosa bebida natural!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer smoothies de frutas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.