Cómo hacer pollo frito

Cómo hacer pollo frito

El pollo frito es sencillamente delicioso: crujiente, lleno de sabor e ideal para grandes y chicos, y es que todos solemos enloquecer por este plato que, en honor a la verdad, rara vez preparamos en casa. Pero ¿por qué?, su elaboración es más sencilla de lo que piensas y con el aderezo adecuado conseguirán un plato de pollo que puede competir con el de cualquier restaurante. Si tu boca ya comienza a hacerse agua, entonces sigue leyendo y descubre cómo hacer pollo frito y deleitar a todos.

30 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

¿Te preguntas cuál es el secreto del pollo frito que comes en los restaurantes? La razón por la que su sabor es tan delicioso reside en el aderezo con el que es preparado y marinado, y es que la combinación adecuada de especias hará que este plato quede increíble e incluso mejor al de cualquier restaurante.

Para comenzar adquiere un pollo previamente troceado para freír, de este modo te ahorrarás el trabajo de cortarlo en casa.

2

En un plato llano mezcla todos los ingredientes para marinar tu pollo frito: sal, pimienta, ajo y cebolla en polvo, curry y especias al gusto como el orégano o el tomillo. Si quieres un sabor ligeramente picante, incorpora una cucharadita de pimiento picante. Luego pasa todas las piezas de pollo por el aderezo haciendo que lo cubra por completo, ve colocando las piezas en un plato limpio, cuanto estén todas aderezadas cubre con papel film o transparente y lleva a la nevera por al menos 2 horas.

Mientras más tiempo pase el pollo con las especias mucho mejor sabor tendrá.

3

Transcurrido el tiempo de marinado, deberás batir el huevo hasta que quede homogéneo. En un plato llano sirve la taza y media de harina y en otro plato coloca los cereales de copos de maíz previamente triturados con la mano. Asegúrate de que el cereal NO quede completamente molido, pues los pedacitos un poco más grandes harán que el empanizado de tu pollo frito sea super crujiente.

4

En una sartén preferiblemente profunda, vierte aceite para freír en cantidad generosa y lleva a fuego medio. Luego toma cada una de las piezas de pollo y pásalas primero por huevo, luego por harina y después por el cereal triturado. Una vez caliente el aceite, tira cuidadosamente las piezas de pollo y deja freír hasta que se doren, siempre a fuego medio para asegurarte de que se cocinen.

5

Cuando esté dorado, saca del aceite y coloca en un plato con papel absorbente. Este paso es muy importante pues debe absorberse bien el exceso de aceite para hacer que tus piezas de pollo queden aún más crujientes.

¡Listo!, siguiendo estos sencillos pasos conseguirás elaborar un pollo frito de rechupete que será la envidia de todos. Ahora solo te queda servir con el acompañante de tu preferencia: patatas fritas, puré de patatas, ensalada de col o lo que te apetezca. ¡Buen provecho!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer pollo frito, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.