Compartir

Cómo hacer polenta frita

 
Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer polenta frita

La polenta es una receta tradicional de la cocina italiana y, sin duda, uno de los platos que evoca más recuerdos de la niñez cada vez que lo comemos. Preparada durante la infancia por nuestra madre o nuestras abuelas, es una comida muy rica y saludable que se puede hacer de muchas maneras y la podemos acompañar con una gran variedad de aderezos.

A continuación, te enseñaremos la forma de hacer polenta frita, un plato que tus niños adorarán y, al igual que tú, de mayores recordarán con nostalgia y afecto. En este artículo de unComo.com, te enseñamos la forma más rápida y deliciosa de crear este sabroso plato.

30 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
También te puede interesar: Cómo hacer empanadillas de atún y tomate
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Si esta es la primera vez que preparas polenta, entonces debes saber que existen dos tipos: la polenta normal y la polenta instantánea. Esta última, la polenta instantánea, se prepara de forma más rápida, ya que viene precocida y requiere de menos tiempo de elaboración, entre 8 a 12 minutos aproximadamente. El resto del procedimiento será igual, independientemente de cuál sea el tipo de polenta que utilices.

Siempre es bueno, antes de comenzar la preparación, leer las indicaciones dadas en el sobre que contiene la polenta, ya que si bien en su mayoría son similares, puede haber alguna variante y es bueno que la tengas en cuenta.

2

Empieza por poner a calentar la medida de leche en una cacerola que tenga el tamaño apropiado y agrega la mantequilla. Cuando rompa a hervir, procede a retirar la cacerola del fuego, agregando la polenta lentamente sin dejar de revolver, además de un poco de pimienta negra y nuez moscada. Es importante no dejar de revolver la preparación al momento de verter la polenta, porque de lo contrario se formarán grumos y no obtendrás la consistencia deseada.

La polenta estará lista cuando se haya formado una masa espesa y, por supuesto, sin grumos.

Cómo hacer polenta frita - Paso 2
3

Una vez lista la polenta, el siguiente paso será preparar una bandeja o fuente, pincelando con aceite -o en su defecto mantequilla- el área donde pondremos la polenta.

Lo siguiente será echar la polenta en la fuente, procurando que quede bien estirada sobre la superficie de la misma, asegurándote que el grosor de la masa sea de entre 1 a 2 centímetros. Una vez hecho esto, debemos poner la bandeja en el frigorífico y esperar a que la masa enfríe.

4

Una vez la polenta se ha enfriado, retírala del frigorífico y pasa a desmoldarla en una superficie plana. En ese momento, pon a calentar una sartén agregando bastante aceite de oliva. Mientras la sartén se calienta, volvemos a la polenta y procedemos a cortarla. Esta parte puede ser realizada a gusto, aunque tradicionalmente se corta en bastones finos y alargados, muchos prefieren hacerlo en forma de triángulos u otras alternativas muy creativas. Lo siguiente será ir friendo la polenta en el aceite caliente, hasta que quede bien dorada y crujiente. Al ir sacando la polenta del aceite, la pondremos sobre un plato con papel absorbente, logrando así retirar el aceite sobrante.

Cómo hacer polenta frita - Paso 4
5

Hechos todos los pasos anteriores, la polenta frita ya se encuentra lista para ser servida, podrás acompañarla con alguna salsa u otro plato que te resulte apetitoso. A continuación, te mostramos la receta de alguna de las salsas con las que podrías servir la polenta:

Cómo hacer polenta frita - Paso 5

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer polenta frita, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer polenta frita

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo hacer polenta frita
1 de 4
Cómo hacer polenta frita

Volver arriba