Cómo hacer pegamento comestible

Cómo hacer pegamento comestible
Imagen: ericaobrien.com

Cuando realizamos figuras simples con fondant, como flores o lazos, utilizamos el agua o clara de huevo a modo de pegamento para unir las diferentes partes de la figura. Sin embargo, cuando nos adentramos en la repostería creativa y empezamos a crear tartas de mayor complicación, en las que intentamos colocar figuras verticales, vemos como esto no basta para mantenerlas en su sitio y acaban cayendo. Necesitamos recurrir al pegamento comestible pero ¿podemos hacerlo nosotros mismos en casa? Por supuesto que sí, de hecho resulta mucho más económico que adquirirlo ya elaborado. Si quieres saber cómo hacer pegamento comestible, sigue leyendo este artículo de unComo y descúbrelo.

45 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para elaborar el pegamento comestible necesitarás un producto llamado Carboximetilcelulosa, más conocido como polvo de tilosa o CMC. Este producto se utiliza, sobre todo, para hacer el fondant más moldeable, elástico y conseguir que se endurezca mucho antes, puesto que es un compuesto orgánico derivado de la celulosa que tiene la capacidad de espesar y estabilizar los alimentos. Para medir los dos gramos utiliza un medidor en cucharas o, si no dispones de él, una cuchara de café y llénala.

Imagen: spainkitchenware.com
2

Lo primero que debes hacer es poner el agua en un recipiente apto para microondas y calentarla unos segundos, lo necesario para que esté tibia y no fría. De esta manera se disolverá mejor el CMC cuando lo incorporemos. De no hacerlo es posible que el resultado sea una pasta inmanejable, muy alejada del efecto esperado.

Imagen: travelerstoday.com
3

Cuando el agua esté tibia, agrega el CMC y déjalo reposar durante 20-30 minutos. Luego, añade unas gotas de zumo de limón, con dos será suficiente puesto que lo que pretendemos conseguir con este ingrediente es aumentar el tiempo de conservación del pegamento comestible y evitar la aparición de gérmenes. Ahora, remuévelo todo con un tenedor pequeño para deshacer el mayor número posible de grumos y deja que repose unos minutos más.

Imagen: aprendizderepostera.es
4

Si te quedó algún grumo no te preocupes porque cuando vuelva a reposar y el CMC se acabe de hidratar, desaparecerán por completo. Cuando no quede ningún grumo y el resultado sea una pasta espesa con una textura y elasticidad un poco más consistente que la de la mermelada, el pegamento comestible estará listo.

Imagen: latardelibre.es
5

Si consideras que has añadido demasiado agua porque te quedó muy líquido, añade un poco más de CMC y déjalo reposar. Y, si te ocurre justo lo contrario, el resultado es más espeso de lo que debería, vierte unas gotas de agua.

6

Cuando el pegamento comestible esté terminado, deberás reservarlo en el frigorífico para que se conserve en perfectas condiciones por más tiempo y tapar el recipiente. Te durará unos dos meses, aproximadamente. Es muy importante que el recipiente que uses sea hermético para evitar que entre aire o humedad. Ahora ya puedes empezar a crear tus figuras de fondant y pegarlas sin problemas.

Imagen: marialunarillos.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer pegamento comestible, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.