Cómo hacer panna cotta de chocolate

Cómo hacer panna cotta de chocolate
Imagen: dulceagaragar.com

La panna cotta es de origen italiano y se elabora a partir de nata, leche, azúcar y gelatina. Aunque en apariencia es similar al flan, su sabor y textura son un tanto diferentes, siendo la panna cotta más ligera que este pero sin alcanzar el nivel de la gelatina. Asimismo, al no contener huevos ni una base de caramelo, su sabor es mucho más lácteo. En este artículo de unComo queremos mostrarte una variante de esta receta tradicional agregando otro ingredinte, el chocolate. Sigue leyendo y descubre cómo hacer panna cotta de chocolate paso a paso.

Más de 2 horas Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Lo primero que vamos a hacer antes de empezar con la receta de panna cotta de chocolate es dejar listos todos los ingredientes. Lo ideal es que el azúcar sea glass, es decir, extra fino. Pero muchas son las personas que no disponen de él o, simplemente, prefieren el común por ser un tanto menos empalagoso. Así pues, puedes utilizar azúcar común sin problemas.

2

Una vez lo tengas todo listo, empezaremos por hidratar las láminas de gelatina. Para ello, coge un vaso o cualquier otro recipiente, llénalo con aguafría e introduce la lámina, deberás dejarla entre 5 y 10 minutos, hasta que se infle y reblandezca. Haz lo mismo con las otras. Si no dispones de láminas pero sí de gelatina en polvo, la cantidad será de 4 cucharaditas de gelatina en polvo, y deberás hidratarla con agua caliente.

3

Mientras se hidrata la gelatina, coge un cazo e introduce la nata para montar, la leche, el azúcar y el chocolate en polvo y caliéntalo todo a fuego medio. Para que la panna cotta casera se realice correctamente, es importante que no dejes de remover la mezcla. Asimismo, puedes utilizar como chocolate en polvo el mismo cacao que usas para disolver en la leche si no dispones del específico para postres. Si lo deseas, agrega esencia de vainilla.

Imagen: cocina.linio.com
4

Cuando la mezcla de la panna cotta de chocolate empiece a hervir, deberás introducir las láminas de gelatina ya hidratadas una a una y seguir removiendo. Si has usado gelatina en polvo, añade la mezcla que hiciste con el agua.

5

Una vez estén todos los ingredientes bien integrados y hayas obtenido una crema de chocolate uniforme, retira el cazo del fuego y deja que se enfrie antes de verterla en los moldes. No es necesario que se enfrie del todo, pues cujará dentro del cazo, pero sí que se entibie. Cuando ya no esté tan caliente, repártela en los moldes e introdúcelos en el frigorífico durante 5 horas como mínimo. Lo más aconsejable es que uses moldes específicos para este tipo de postres pero, si no tienes, puedes servirte de un vaso o taza.

Imagen: cucharonypasoatras.com
6

Pasadas las horas indicadas, retira la panna cotta del frigorífico, desmóldala y sírvela. Este postre típico de Italia se acostumbra a servir con salsa de frutos rojos por encima o sirope de tu sabor favorito. Como ves, hacer una panna cotta de chocolate es realmente sencillo y no te demorará mucho tiempo, el único inconveniente es que requiere de ciertas horas para cuajar, por lo que deberás esperar paciente el momento de degustarla.

Imagen: chocswirl.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer panna cotta de chocolate, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.