Compartir
Compartir en:

Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera

Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera

La mantequilla de maní o de cacahuete es una de las más usadas en América pero, cada vez, son más los países europeos que empezamos a preparar nuestras recetas con este delicioso ingrediente que le da un toque más cremoso y dulce a nuestros platos. Esta mantequilla suele usarse para preparar sándwiches o para elaborar unas deliciosas galletas caseras y, normalmente, puedes encontrarla en cualquier supermercado. Pero si quieres empezar a aprender a hacerlas tú mismo en casa, en este artículo de unCOMO vamos a contarte cómo hacer mantequilla de cacahuete casera para que aprendas todos los pasos que tienes que llevar a cabo y, así, disfrutar de este delicioso alimento hecho con tus propias manos y con ingredientes 100% naturales.

Ingredientes para Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera:
También te puede interesar: Cómo hacer la mantequilla en el colegio
Pasos a seguir para hacer esta receta | 30 minutos
1

Comenzamos a contarte cómo hacer mantequilla de cacahuete en tu propia casa. Lo primero que tienes que saber es que tendrás que lavar bien los cacahuetes que vayas a usar para, así, eliminar cualquier suciedad que pueda haberse quedado impregnada en el fruto seco. Para ello, lávalos bien bajo agua fría quitándole, primero, las cáscaras pues necesitaremos el fruto que hay en el interior, no las cáscaras.

2

Una vez tengamos el maní pelado y limpio, comenzaremos a asarlo, en el caso de que no los hayas comprado ya asados. Para ello bastará con que precalientes el horno a una temperatura de 180 grados y, después, viertas un poquito de aceite de girasol e introduzcas los cacahuetes en una bandeja apta para el horno procurando que los cacahuetes no estén amontonados sino que formen una base sólida, solo así se asarán correctamente.

Deja que se cocinen durante unos 10 minutos o hasta que veas que están doraditos, este será el indicador que revelará que ya están listos para continuar con nuestra receta de mantequilla de maní.

3

Sin embargo, el paso anterior es totalmente opcional pues, si quieres ir más rápido con esta receta, bastará con que compres los cacahuetes ya tostados y, así, te evitarás tener que cocinarlos al horno. También existe la opción de no asar el maní y tomarlo directamente en su presentación natural, si escoges esta otra vía conseguirás que la mantequilla esté más suave.

4

Una vez tengamos los frutos secos listos, tendremos que colocarlos en un vaso apto para licuar y triturarlos hasta que obtengamos una mezcla que sea casi de polvo. Para ello tendrás que dedicar al menos 5 minutos a este procedimiento que conseguirá preparar la textura ideal para nuestra receta de mantequilla de cacahuete.

Cuando estén listos, añade un chorrito de aceite de girasol para que la textura quede más cremosa. Vuelve a licuar nuevamente y conseguirás mezclar ambos alimentos obteniendo una pasta perfecta para poder cocinar nuestra mantequilla.

5

Ahora tendrás que añadir una pizca de azúcar y de sal para conseguir un sabor más intenso y delicioso. Te recomendamos, también, que agregues una pizca de miel para conseguir endulzar el sabor y hacer que la mantequilla de cacahuete que preparemos esté deliciosa. Mézclalos en el vaso anterior y vuelve a licuar los alimentos para que todos los sabores se integren a la perfección y consigas una mezcla totalmente homogénea.

6

Una vez hayas terminado con el paso anterior, tendrás que introducir la mantequilla de maní que hemos preparado en un recipiente de cristal y que pueda cerrarse de forma hermética. Entonces, para terminar con la receta, tan solo tendremos que guardar el frasco en el frigorífico durante 2 días para conseguir la consistencia que esperamos de esta mantequilla.

¡Y ya está! Habrás aprendido a hacer mantequilla de cacahuete de forma casera y muy sencilla consiguiendo un alimento que aguantará hasta 2 semanas. ¡Que aproveche!

7

Como hemos dicho, la mantequilla de maní es un producto que se usa muchísimo en los países americanos y que, ahora, también se empieza a usar sobremanera en nuestras cocinas. Pero ¿con qué recetas usar la mantequilla de cacahuete?

A continuación vamos a darte algunas ideas que te ayudarán a aprovechar al máximo este producto que has preparado en casa y que hará las delicias tanto de niños como de padres:

  • Sándwiches: como hemos dicho, uno de los usos más tradicionales de esta mantequilla es para untar en el pan y disfrutar de un bocadillo dulce y delicioso. Al igual que hacemos cuando preparamos un bocadillo con crema de chocolate, el maní resulta ideal para satisfacer tus deseos de dulce de un modo más saludable.
  • Bases de pasteles: otra forma de aprovechar la mantequilla de cacahuete en tus recetas es untando tus bizcochos caseros. Así conseguirás darle un toque más dulce y sabroso a tus postres. En este otro artículo de unCOMO te contamos cómo hacer un bizcocho.
  • Galletas caseras: también puedes incorporar esta mantequilla en tus galletas para conseguir potenciar el sabor más dulce y evitar usar siempre chocolate. Es una forma deliciosa de cocinar un dulce sabroso para tu familia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera
1 de 4
Cómo hacer mantequilla de cacahuete casera