Compartir

Cómo hacer limonada sin azúcar

 
Por Brian Calvo Sánchez. 12 febrero 2021
Cómo hacer limonada sin azúcar

La limonada es una de las bebidas más refrescantes, pues tomar un vaso del jugo de este cítrico ayuda a calmar la sed y, sobre todo, a regular la temperatura del cuerpo, a la vez que le aportamos sales minerales y otros nutrientes. El proceso de elaboración también es un gran punto a favor de la limonada, ya que no requiere de muchos pasos y cada uno de ellos es muy sencillo de hacer.

Sin embargo, el sabor cítrico y ácido de la bebida suele llevar a muchas personas a añadir una cantidad considerable de azúcar para contrarrestarlo, convirtiendo de esta manera a la limonada en una elevada fuente de azúcares y, por tanto, de calorías. Por ello, en unCOMO queremos ayudarte a preparar esta receta de limonada sin azúcar fácil y deliciosa. Así que, si quieres descubrir cómo hacer limonada sin azúcar refinado añadido para que sea una bebida más saludable, sigue leyendo estas líneas.

3 comensales 15 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
También te puede interesar: Cómo hacer limonada
Pasos a seguir:
1

Para empezar a hacer esta receta de limonada sin azúcar casera, coge uno de los limones, ruédalo sobre una superficie plana mientras los aprietas un poco y luego haz lo mismo con el resto. Rodar los limones y apretarlos con cautela es un método para exprimirlos posteriormente con más sencillez.

2

Tras hacerlo, parte cada fruto por la mitad y exprímelos con un la ayuda de un exprimidor, ya sea manual o eléctrico. Conforme se vaya llenando el contenedor del exprimidor con el jugo de los limones, viértelo en una jarra o bote grande para preparar ahí la limonada casera sin azúcar añadido.

Cómo hacer limonada sin azúcar - Paso 2
3

De esta forma ya tendrías la limonada más natural y básica preparada. No obstante, si no te gusta el jugo de limón natural sin nada más añadido por su elevada acidez, puedes añadir miel o sirope de agave. Son dos ingredientes que contienen azúcares de forma natural, por lo que, si compras miel o sirope de agave lo más naturales posibles, estarás añadiendo poco azúcar a la receta y este será más saludable que el refinado o los edulcorantes que añaden a muchas limonadas comerciales.

Si decides dar un suave toque dulce pero natural a tu receta de limonada casera sin azúcar refinado añadido, agrega ahora 4 cucharadas de miel o de sirope de agave y remueve la mezcla para que se integre todo bien.

Cómo hacer limonada sin azúcar - Paso 3
4

Cuando la miel o el sirope esté bien mezclado, opcionalmente, echa un poco de jengibre en polvo y vuelve a remover la mezcla. De esta forma, harás una limonada sin azúcar ni edulcorantes refinados añadidos pero con más sabor y más refrescante al añadir jengibre. No te pases con la cantidad de jengibre, ya que este puede llegar a picar si se usa en exceso.

Cómo hacer limonada sin azúcar - Paso 4
5

Para terminar la receta de limonada baja en calorías, añade el agua fría a la jarra para tomar en el mismo instante una limonada light muy refrescante.

Reparte la limonada en dos o tres vasos. Después, añade una rodaja de limón o una tira de su piel y varios cubitos de hielo en cada vaso. Opcionalmente, también puedes incluir menta, ya que aportará más sabor a la bebida.

También te recomendamos aprender Cómo hacer limonada rosa si quieres presentarla de una forma más original.

Cómo hacer limonada sin azúcar - Paso 5
6

Tras descubrir a lo largo del artículo cómo hacer limonada sin azúcar, te interesará saber si se puede congelar cuando te sobre para conservarla en buen estado durante un largo periodo de tiempo.

Se puede congelar la limonada casera si el jugo de los limones se ha exprimido correctamente y si se han quitado las semillas que contiene. Además, debes introducir este zumo en cubetas de hielo o cubiteras y meterlo en el congelador, así tendrás cubitos de hielo que en vez de ser de agua son de esta deliciosa limonada. Congelando la limonada de esta manera, se conservará en buen estado durante un mínimo de 4 meses si se deja guardada en el congelador.

7

Si quieres saber cómo conservar limonada casera sin necesidad de congelarla, considera que tiene una duración aproximada de 2 semanas sin requerir refrigeración, es decir, a temperatura ambiente, siempre y cuando en la cocina no haga mucho calor. Aún así, en unCOMO te recomendamos que la guardes en el interior de la nevera para que se conserve mejor, esté fría y mantenga el sabor.

Asimismo, conviene que sepas Cómo conservar los limones frescos, tal y como te contamos en este otro artículo, para que siempre tengas a mano unos cuantos en buen estado para preparar tus limonadas.

8

Para terminar, también es importante mencionar los nutrientes que contiene la limonada y los beneficios que aporta a nuestro cuerpo. Estos son los más destacados:

  • Ayuda a hidratarse bien. Muchas personas no beben la cantidad suficiente de agua que su cuerpo necesita diariamente. Por ello, un vaso de limonada contribuye a mantener unos niveles correctos de hidratación. ¿Cómo sé si estoy bien hidratado? Observando el color de la orina: debe ser prácticamente claro.
  • Facilita la digestión. El ácido del limón contribuye a descomponer los alimentos ingeridos ayudando a los ácidos estomacales.
  • Ayuda a perder peso. Beber limonada en ayunas te ayudará a acelerar el metabolismo y a perder kilos siempre que mantengas una dieta equilibrada y practiques deporte a diario.
  • Es una gran fuente de vitamina C. Medio limón exprimido aporta más de una 1/6 parte de la vitamina C necesaria cada día, siendo fundamental para la recuperación de lesiones y la protección de las células.
  • Es antioxidante. El limón aporta fitonutrientes y propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento.
  • Ayuda a prevenir los cálculos renales. Ayuda a las personas con deficiencia del llamado citrato urinario, es decir, una variedad de ácido cítrico. También contribuye a evitar la deshidratación, una de las grandes causas de la aparición de piedras en los riñones.
  • Es una fuente de potasio. El limón contiene este mineral imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo, contribuyendo al transporte de nutrientes y a la comunicación de los nervios de los músculos. Además, contrarresta una parte de la sal y sus efectos en la presión sanguínea.
  • Aporta el limonoide terpeno, una clase de componente que fortalece el sistema inmunitario y previene resfriados.
  • El consumo de limonada casera ayuda a conservar sano tanto el cerebro como el sistema nervioso gracias a la tengeretina, un tipo de fitonutriente que se halla principalmente en la cáscara de los limones, por ello es bueno añadir a la limonada una rodaja, una tira de piel o un poco de ralladura de esta.
  • También equilibra el pH por su efecto alcalinizante.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer limonada sin azúcar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo hacer limonada sin azúcar
1 de 5
Cómo hacer limonada sin azúcar

Volver arriba