Compartir

Cómo hacer leche frita cremosa

 
Por Eleonor Fischer. 15 diciembre 2020
Cómo hacer leche frita cremosa

La leche frita o tostada de crema es un postre icónico de la gastronomía española, muy consumido durante de la época de Carnaval y Semana Santa. No obstante, hay quienes lo degustan todo el año, especialmente durante las meriendas.

La receta de leche frita cremosa no tiene ninguna complicación, simplemente consiste en: preparar una crema bien espesa, enfriarla, cortarla, rebozarla, freírla y, finalmente, impregnar las piezas en azúcar y canela, ¡todo una delicia!

Además, esta hecha con ingredientes muy fáciles de conseguir, pues solo requiere de leche, huevo, fécula de maíz, azúcar, cáscaras de limón y naranja, y vainilla. En unCOMO queremos enseñarte todos los pasos para que sepas cómo hacer leche frita cremosa casera, un postre perfecto para cualquier ocasión.

Más de 2 horas Dificultad baja
Ingredientes:
  • Para la crema
  • Para el rebozado
  • 1 taza de Azúcar
También te puede interesar: Cómo hacer leche frita
Pasos a seguir:
1

Para comenzar con esta receta de leche frita casera, corta las cáscaras de naranja y limón. Ayúdate con un pelador de papas y evita traerte la parte blanca, pues amarga la preparación. Reserva.

Cómo hacer leche frita cremosa - Paso 1
2

Réstale 1 taza al litro de leche. Resérvala.

3

Añade en una cazuela la leche restante, las cáscaras reservadas, la rama de canela y el azúcar. Remueve un poco, tapa la cazuela y cocina a fuego medio-alto. Justo antes de que entre en hervor, remueve de nuevo y apaga el fuego.

Cómo hacer leche frita cremosa - Paso 3
4

Espera 15-30 minutos, hasta que la leche se aromatice. Mantén tapada la cazuela.

5

Deposita la fécula de maíz en un cuenco y añade la sal, las 2 yemas y la taza de leche reservada (templada). Bate con una varilla manual (preferiblemente de globo) la fécula y las yemas, ve agregando la leche poco a poco. Cuando veas que no quedan grumos, vierte el resto de la leche y mezcla de nuevo.

Cómo hacer leche frita cremosa - Paso 5
6

Cuela la leche aromatizada. Una vez pasado el tiempo de reposo, viértela sobre un bol mientras la pasas por un colador y, finalmente, desecha las menudencias. Después, regresa la leche a la cazuela.

7

Añade la fécula de maíz en la leche aromatizada. Remueve bien hasta que ambas se integren por completo, debes obtener una mezcla homogénea para la leche frita cremosa con maicena.

8

Cocina la mezcla durante 6 minutos o hasta que adquiera consistencia de crema. Remueve con una espátula o cuchara de madera, tocando el fondo de la cazuela, y espera hasta que espese. Hazlo constantemente para que no se pegue la preparación.

Si se hacen grumos, retira la cazuela de la hornilla y deshaz los grumos aplastándolos contra los laterales. Luego, regresa la preparación al fuego y continúa removiendo hasta que espese suficiente. Sabrás que alcanzaste el punto deseado si al levantar la paleta la crema cae lentamente.

9

Agrega 1/2 cucharada de mantequilla y una cucharadita de vainilla (opcional). Mezcla muy bien hasta que se integre en la crema apenas la retires del fuego.

10

Forra el interior del envase cuadrado con papel film y deja suficiente papel sobrante a los lados. Vierte la preparación. Una vez lleno, recoge el papel de los lados y cubre la superficie de la crema. Cuida que el papel tenga contacto directo con la preparación, así evitas que se forme una costra debido al contacto con el aire.

Deja la crema a temperatura ambiente y después refrigérala durante 3-4 horas como mínimo. Siempre será mejor si la dejas de un día para otro.

11

Pasado el tiempo, divide la preparación en cuadrados o rectángulos del tamaño que quieras, cortándolos con un cuchillo. Reserva las porciones en un plato grande o bandeja. Manipúlalas con mucho cuidado, así evitas maltratarlas o romperlas.

12

Casca los huevos en un recipiente, hazlo uno por uno y, de esta manera, si alguno sale malo, no contaminará al resto. A medida que los casques, deposítalos en un bol. Añádeles una pizca de sal y bátelos un poco. Por otro lado, deposita abundante harina en un plato.

Cómo hacer leche frita cremosa - Paso 12
13

Impregna muy bien los cuadros con cada ingrediente. Pásalos primero por la harina y después por el huevo.

14

Vierte suficiente aceite en un caldero o una sartén profunda. Espera hasta que el aceite esté caliente, pero no demasiado.

Comprueba que el aceite está en su punto sumergiendo el extremo de un palillo o brocheta en el aceite, si alrededor del mismo surgen burbujas y espuma, esa será la señal para comenzar a freír.

15

Mete las piezas del dulce en el aceite, hazlo con mucho cuidado. Dale vuelta a las piezas hasta que se doren por ambos lados. Recuerda, cocina por tandas, así el aceite no se enfriará (no más de 4 piezas por turno). Pon los trozos de leche frita sobre dos capas de papel absorbente. Presiónalos suavemente con papel absorbente por arriba.

16

Mezcla en un bol azúcar y canela. Reboza las piezas aún calientes en esta preparación para que se adhiera mejor. Sirve esta rica leche frita de la abuela a cualquier temperatura. Caliente, fría o templada, ¡de cualquier modo está rica!

Descubre más recetas de postres caseros tradicionales en unCOMO y disfruta de una tarde de repostería fácil:

Cómo hacer leche frita cremosa - Paso 16

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer leche frita cremosa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Aunque la mejor opción es la leche de vaca entera, las leches vegetales también funcionan (almendra, arroz, etc.).
  • Además de fécula de maíz, puedes usar harina de trigo como reemplazo de la primera.
  • Usa yemas de huevo. Aunque hay quienes hacen crema frita sin yemas, la receta tradicional emplea este ingrediente, pues proporciona esa textura cremosa característica.
  • Emplea poca harina o no uses harina. Si usas menos harina queda más cremosa pero también menos consistente y, en consecuencia, menos fácil de manipular. Si estás aprendiendo cómo hacer leche frita, mejor usa harina.
  • Reemplaza una parte de la leche por crema de leche. Así, te quedará una textura doblemente cremosa, aunque más calórica.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo hacer leche frita cremosa
1 de 6
Cómo hacer leche frita cremosa

Volver arriba