Cómo hacer kéfir de leche

Cómo hacer kéfir de leche
Imagen: e-cocinablog.com

El kéfir es un hongo que en contacto con la leche se fermenta y produce una bebida espesa con propiedades probióticas. Los alimenos probióticos aportan una infinidad de beneficios a nuestra salud y el kéfir está considerado como uno de los más saludables. Si se cuida como es debido, el kéfir crece y puede llegar a durar mucho tiempo, proporcionándote la posibilidad de hacer esta bebida las veces que quieras. Tiene una apariencia similar a la del yogur pero su consistencia es menor y su sabor más agrio. Existen tres tipos de kéfir: el de leche, el de agua y el de té. Para que puedas disfrutar de todos su beneficios, en este artículo de unComo te mostramos cómo hacer kéfir de leche.

Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para preparar el kéfir de leche casero necesitarás conseguir algunos nódulos de kéfir, no importa la cantidad porque si los conservas adecuadamente crecerán. Introdúcelos en un tarro de cristal o plástico. Es muy importante que los utensilios de cocina que uses no sean de metal ni aluminio, puesto que dañarían las propiedades del hongo.

Imagen: tarotterapia.com
2

Ahora, añade la leche (es muy importante que esté a temperatura ambiente). Puede ser entera, semidesnatada o de soja, como quieras, lo que sí te recomendamos es que no sea desnatada. En función de la cantidad de nódulos que hayas agregado deberás poner más o menos leche, pero en general, se debe llenar hasta la mitad o 3/4 del tarro.

Imagen: elmana2.com
3

Cuando hayas añadido la leche, deberás tapar el tarro con un paño limpio y no con su respectiva tapa. ¿Por qué un paño? Porque la tapa no dejaría pasar nada de aire y agriaría aún más el kéfir de leche. Guárdalo en un lugar oscuro y deja que repose durante 24 horas. No lo guardes en el frigorífico, pues el proceso de fermentación no se realiza en frío.

Imagen: pichincha.quebarato.com
4

Pasadas las 24 horas, coge el tarro y cuela la leche. Recuerda que el colador no puede ser metálico. Con la ayuda de una espátula (de plástico o similar), remueve el hongo para que pueda colarse bien y extraer todo el líquido. El líquido que se extrae es el kéfir de leche, de manera que deberás ponerlo en otro tarro de cristal.

Imagen: comprarkefir.com
5

Cuando lo hayas colado todo ya tendrás tu bebida de kéfir de leche. Como ves, es similar a un yogur líquido pero su sabor puede que lo encuentres un tanto agrio, de manera que puedes agregar un par de cucharaditas de azúcar o canela. Si quieres que coja un poco más de consistencia, puedes dejarla unas horas en el frigorífico.

Imagen: elblogdelaurita2013.blogspot.com
6

En cuanto al resto de nódulos de kéfir, repetiremos el mismo proceso con leche nueva. Así lo conservaremos y conseguiremos que vaya creciendo. Conforme crezca, deberás aumentar la cantidad de leche, hasta que llegue el momento de hacer particiones porque será demasiado para un solo tarro.

Imagen: comprarkefir.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer kéfir de leche, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.