Cómo hacer gelatina de naranja

Cómo hacer gelatina de naranja

La gelatina es un postre muy refrescante que puede servirse después de una comida o cena copiosa, así como en desayunos y meriendas especiales. Además, también es un perfecto complemento para muchas de nuestras tartas y bizcochos, aportándoles un toque de sabor distinto y un brillo particular. En esta receta de unComo te mostramos, concretamente, cómo hacer gelatina de naranja, ideal para beneficiarse del elevado contenido de vitamina C que proporciona esta preciada fruta cítrica.

30 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

La elaboración de la gelatina de naranja casera es muy sencilla. El primer paso es extraer el jugo natural de todas las naranjas, y para ello tan solo tienes que partir las naranjas por la mitad y exprimir cada una de ellas usando un exprimidor manual o eléctrico, el que dispongas en casa. Seguidamente, es conveniente que cueles el zumo de naranja para retirar todos los restos de pulpa y obtengas un líquido completamente liso y suave.

2

Una vez obtenido el zumo de naranja, viértelo en un cazo y colócalo en el fuego para que empiece a calentarse. Añade la cantidad de azúcar indicada y remueve para que esta se deshaga por completo. Debes calentar la mezcla pero teniendo en cuenta que en ningún momento debe llegar a hervir. Pasados unos minutos, apaga el fuego y deja que la mezcla repose para utilizarla más adelante.

3

La gelatina puede adquirirse en polvo o en láminas, y en este último caso será necesario hidratarlas. Para hacerlo, tienes que colocar las láminas de gelatina en un recipiente o bol lleno de agua fría y dejar que se empapen y ablanden por unos dos minutos aproximadamente.

4

Pasado ese tiempo, ve añadiendo una por una las láminas de gelatina al cazo en el que has reservado la mezcla de zumo de naranja y azúcar, sitúa el fuego a una temperatura muy baja y remueve todos los ingredientes para que se integren bien y las hojas de gelatina se deshagan por completo.

5

Por último, vierte la mezcla en un recipiente de vidrio que sea bastante grande y plano o en tarros altos para que la gelatina de naranja obtenga el grosor adecuado y puedas cortar las porciones del tamaño que quieras, una vez esté lista. Deberás introducir el recipiente con la gelatina en el frigorífico durante 2 o 3 horas (o hasta que vayas a consumirla) para que adquiera la consistencia adecuada. Es importante que antes de colocar la gelatina en el recipiente o tarros, estos hayan sido esterilizados previamente, así podrás conservarla en perfectas condiciones.

6

Si te ha gustado esta receta, entonces te recomendamos que le eches un ojo a los siguientes artículos en los que puedes ver cómo hacer gelatina de diferentes sabores:

  • Cómo hacer gelatina de manzana
  • Cómo hacer gelatina de fresa
  • Cómo hacer gelatina de limón

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer gelatina de naranja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.