Compartir

Cómo hacer gelatina de leche condensada

 
Por Erika Palma. 14 julio 2020
Cómo hacer gelatina de leche condensada

Si tienes invitados en casa y quieres preparar un postre rico y sencillo, te animamos a probar esta deliciosa y fácil receta de gelatina de leche condensada. Se trata de un postre sabroso, pero nada pesado. Es una gelatina con un sabor diferente al de las gelatinas tradicionales, que suelen ser de frutas, y que hará la boca agua tanto a los adultos como a los más pequeños.

Si quieres sorprender a tus invitados o darte un capricho dulce en casa, en unCOMO te enseñamos cómo hacer gelatina de leche condensada paso a paso y muy fácil. Reúne los ingredientes y materiales necesarios, toma nota de esta sencilla receta y disfrútala en poco rato.

8 comensales 15 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo hacer gelatina con leche evaporada
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para preparar este sencillo y dulce postre de gelatina de leche condensada, hay que comenzar engrasando el molde que vayas a utilizar. Puedes optar por un molde grande para roscas (con agujero en el centro) o moldes o vasitos individuales, ya sean de cristal o de silicona.

Para engrasar el molde puede utilizar aceite en spray o mantequilla. Una vez aplicado sobre el molde, pasa una servilleta de papel para asegurarte de que ha quedado bien engrasado. Recuerda que este paso es muy importante para que puedas desmoldar tu gelatina sin que se pegue ninguna zona o se rompa.

2

A continuación, hay que hidratar la gelatina. Para ello, vierte la leche fría en un recipiente y añade la gelatina en polvo sin sabor. Un truco que te recomendamos es que si añades la gelatina en polvo poco a poco y vas removiendo a la vez evitarás que se formen grumos.

Remueve hasta que todo el polvo de la gelatina quede disuelto en la leche. Una vez diluida, déjala reposar y reserva para después.

Cómo hacer gelatina de leche condensada - Paso 2
3

Para continuar con esta sencilla receta de gelatina de leche condensada, vierte en una olla la leche entera, la vainilla, el azúcar y la rama de canela y ponla a fuego lento durante 20 o 30 minutos para que hierva. Para que la leche no se pegue al fondo de la olla, debes remover constantemente con una cuchara de madera.

4

Cuando haya hervido el tiempo suficiente y observes que la canela ha comenzado a desprender su aroma, es el momento de añadir la leche condensada. Llegados a este punto, es importante remover rápidamente con la cuchara de madera para que la leche condensada no se pegue al fondo.

Puedes usar esta leche ya comprada o bien prepararla en casa. Aquí te damos dos recetas sobre Cómo hacer leche condensada y Cómo hacer leche condensada de soja.

Cómo hacer gelatina de leche condensada - Paso 4
5

Una vez que se haya integrado bien la leche condensada, retira la rama de canela con una espumadera y apaga el fuego. Aprovecha el calor residual de la vitrocerámica o el fuego y añade a la olla la gelatina hidratada que habías reservado.

6

Remueve con una espátula o cuchara de madera toda la gelatina hasta que no quede ningún grumo en la mezcla. Una vez hecho esto, aparta la olla y deja reposar hasta que la mezcla alcance la temperatura ambiente.

7

Cuando la mezcla de gelatina de leche condensada esté a temperatura ambiente, es necesario colarla. Para ello, coloca un bol o recipiente con un colador encima y vierte la mezcla sobre él. Una vez colado, vierte en el molde o moldes individuales que hayas escogido y engrasado e introduce en la nevera por un mínimo de 4 horas. Si pasado este tiempo ves que la gelatina no ha cuajado del todo, déjala un par de horas más en la nevera.

Cómo hacer gelatina de leche condensada - Paso 7
8

Pasado este tiempo llega el momento de desmoldar la gelatina de leche condensada. Si has engrasado bien el molde no debes preocuparte, ya que no tiene por qué haber problema a la hora de desmoldar. Aun así, te aconsejamos despegar un poco con los dedos la parte de los lados o meter un cuchillo por todo el borde para despegar la gelatina del recipiente antes de desmoldarlo por completo.

9

Y para terminar este rico postre, solo queda adornar la gelatina. Si quieres puedes añadir trozos de fruta fresca para acompañarla, como mango, papaya, fresas, frutas del bosque, melocotón, etc. La fruta, además de combinar genial con el sabor de la leche condensada, también aportará la nota de color a tu postre, ya que la gelatina es completamente blanca. Otra idea de decoración puede ser decorar tu gelatina con sirope de frutos rojos o sirope de chocolate, una opción muy decorativa, además de deliciosa.

Si te gusta como queda esta receta, te animamos a probar también estas otras sobre Cómo hacer gelatina de mosaico de tres leches y Cómo hacer gelatina de coco. Además, si te gusta mucho la leche condensada, también te recomendamos probar esta receta sobre Cómo hacer flan de coco con leche condensada.

Cómo hacer gelatina de leche condensada - Paso 9

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer gelatina de leche condensada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer gelatina de leche condensada

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo hacer gelatina de leche condensada
1 de 5
Cómo hacer gelatina de leche condensada

Volver arriba