Compartir

Cómo hacer gelatina arcoíris

 
Por Eleonor Fischer. 20 noviembre 2020
Cómo hacer gelatina arcoíris

La gelatina es un postre sabroso y refrescante, ideal para cualquier momento. Puedes utilizarla para acompañar tortas, dulces o simplemente comerla sola. Por esta razón, este postre funciona muy bien en cualquier celebración, sea un cumpleaños, Navidad, Año Nuevo o simplemente para una merienda.

¿Cuál es el secreto de su versatilidad?, quizás sea su sabor poco invasivo y, sobre todo, ¡sus posibilidades en la presentación! La gelatina es un postre muy creativo al que puedes darle diversas formas y colores, ¡una obra de arte culinaria en potencia!

¿Lo mejor de todo?, realizar una gelatina hermosa no resulta nada difícil, aunque por supuesto tiene sus truquillos. Por esta razón, si hace tiempo te preguntabas cómo hacer gelatina arcoíris, una opción parecida a la gelatina mosaico, en unCOMO te lo enseñamos con todos sus trucos. ¡Manos a la obra!

1 hora Dificultad baja
Ingredientes:
También te puede interesar: Cómo hacer gelatina de yogurt
Pasos a seguir:
1

Dispón de todos los ingredientes sobre la encimera. Mídelos o pésalos y después resérvalos.

Engrasa el molde donde harás la gelatina arcoíris con aceite (opcional). Si lo engrasas, después podrás desmoldar con facilidad. Si usas un molde con alguna forma especial, debes esparcir muy bien el aceite, en cada cavidad, puedes ayudarte con papel absorbente o una brocha de silicona. Después de engrasar y antes de añadir la gelatina, pon el molde en el congelador durante 10 minutos.

Cómo hacer gelatina arcoíris - Paso 1
2

Hierve el agua. Apenas salgan burbujitas, puedes retirarla del fuego. El agua para hacer gelatina arcoíris debe estar tibia-caliente, no excesivamente caliente. También, puedes calentarla en el microondas por porciones de ½ taza para cada capa del arcoíris.

Cómo hacer gelatina arcoíris - Paso 2
3

Elige el orden de los colores. Puedes combinarlos dependiendo de tu gusto, o seguir estrictamente el orden de los colores del arcoíris: rojo, anaranjado, amarillo, verde, cián o azul celeste, añil o azul marino, y violeta. Si te apetece comenzar por el verde, usa la gelatina sabor a limón, y así sucesivamente.

4

Deposita ½ taza de la gelatina elegida en un cuenco, y agregarle ½ taza de agua tibia-caliente. Mezcla los ingredientes muy bien hasta que se integren por completo. Una vez integrados, añade ½ taza de agua fría, y mezcla de nuevo.

Divide la mezcla justo a la mitad. Vuélcala en dos cuencos más pequeños.

Cómo hacer gelatina arcoíris - Paso 4
5

Añade leche condensada en uno de los cuencos. Integra muy bien la leche condensada con la gelatina. Usa solo ¼ taza de leche condensada (es decir, una parte de la 1 ½ taza reservada). Adicionalmente, puedes agregar una pizca de vainilla a tu gelatina arcoíris con leche condensada.

6

Vierte la gelatina sin leche condensada en el molde frío usando una cuchara. Pon la cuchara cerca del fondo, y gírala hacia abajo; también puede usar una espátula. Añade la gelatina poco a poco sobre ella hasta completar el primer nivel. Este truco sirve para evitar salpicar las paredes del molde, así el resto de los colores quedarán uniformes.

Refrigera durante 10-15 minutos, justo el tiempo suficiente para que la gelatina semi cuaje. Si te pasas de lo estipulado, la gelatina podría solidificarse demasiado y, en consecuencia, las capas no se pegarán entre sí.

7

Añade la gelatina con leche condensada en el molde. Una vez cumplido el tiempo de refrigeración, agrega el segundo nivel. Esta vez y en lo sucesivo, pon la cuchara muy cerca de la otra capa de gelatina pero sin tocarla. El resto del procedimiento ya lo sabes. En este caso, no solo evitamos salpicar las paredes del molde, sino que además, protegemos la capa anterior.

8

Refrigera durante 10-15 minutos. Usa el mismo tiempo para las capas siguientes.

9

Continúa con el siguiente color. Repite el proceso a partir del paso tres. Hazlo así hasta que termines de colocar todos los colores y niveles.

Recuerda que debes mantener el agua tibia. Si la gelatina está muy caliente puede derretir la otra capa y, si está muy fría, no llegará a pegarse de la capa anterior.

Al finalizar el último nivel, refrigera durante mínimo 4 horas. Será mejor aún si dejas la gelatina toda la noche en la nevera. Así, cuajará por completo y adquirirá más firmeza.

10

Una vez lista la gelatina con leche, desmolda. Lávate las manos y déjalas un poco húmedas. Después, usa la yema de los dedos para jalar suavemente los bordes en sentido contrario del molde. Hazlo por todo el alrededor. Cuando despegues la gelatina, colócale un plato encima y voltea.

Otro truco para desmoldar consiste en sumergir el molde en agua tibia-caliente sin dejar que caiga agua en la gelatina. Después, saca el molde del agua y agítalo un poco, moviéndolo hacia los lados. Por último, igualmente coloca la gelatina en el plato, tal cual te indicamos antes.

¡Tu gelatina arcoíris estará lista para disfrutar! Puedes cortarla en cubitos para hacer gelatina arcoíris en vasitos. Es una receta perfecta para las fiestas que también podrás acompañar de otras preparaciones festivas como las que te traemos en nuestros artículos:

Cómo hacer gelatina arcoíris - Paso 10
11

Antes de irnos, te dejamos algunos consejos para preparar la gelatina arcoíris sin complicaciones y personalizándola según tu preferencia:

  • Si necesitas reemplazar la leche condensada, puedes hacerlo por leche evaporada, media crema, leche de arroz, leche de coco o crema de coco.
  • Para esta receta no prepares todas las gelatinas de una vez. Prepárala a medida que pones las capas.
  • Si salpicas un poco de gelatina en las paredes del molde, límpialo con papel de cocina o un paño. Hazlo con mucho cuidado.
  • Si la mezcla se enfría, caliéntala un poco en baño María o microondas. Si calientas la mezcla en microondas, dale 15-20 segundos. Este tiempo puede ser menor dependiendo de la potencia del microondas.
  • Para hacer gelatina de arcoíris, también puedes usar grenetina mezclada con jugos naturales.
  • Si usas grenetina, puedes resaltar los colores empleando tintes vegetales comerciales.
  • Hay quienes entre cada color, ponen gelatina blanca. La capa blanca puede ser gelatina de coco, leche de coco con grenetina o crema de coco con grenetina. También queda bien yogur o media crema mezclados con grenetina.
  • Si quieres darle más consistencia a la gelatina comercial, hidrata 1 cucharada de grenetina en agua a temperatura ambiente. Después, derrite la grenetina y combínala con la mezcla de gelatina común. Realiza este procedimiento por cada color.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer gelatina arcoíris, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Emplea una taza medidora, no cualquier taza, pues las cantidades pueden variar.
  • Puedes usar moldes de cualquier tipo: silicona, metal, vidrio, etc.
  • Los moldes de silicona resultan más fáciles de desmoldar.
  • Si usas agua muy caliente, la gelatina pierde su poder gelificante.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo hacer gelatina arcoíris
1 de 5
Cómo hacer gelatina arcoíris

Volver arriba