Cómo hacer frosting de vainilla

Cómo hacer frosting de vainilla
Imagen: sweetlolasevilla.com

El frosting de vainilla es el más común y utilizado para decorar tanto tartas como cupcakes. Su elaboración es la más sencilla de todas pues solo requiere de mantequilla, azúcar glass y vainilla. Si estás pensando en hacer tus propias cupcakes pero consideras que hacer el frosting puede ser complicado, olvídalo. Con esta receta de unComo verás como su preparación es muy sencilla y rápida de hacer. Si quieres saber cómo hacer frosting de vainilla sigue leyendo y descubre el paso a paso.

Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Lo primero que debes hacer antes de empezar a preparar el frosting de vainilla es retirar la mantequilla del frigorífico para que se quede a temperatura ambiente y sea más fácil de manipular.

2

Luego, corta la mantequilla a tacos para que sea más fácil batirla y déjala en un recipiente de borde alto. Este tipo de recipiente facilitan la preparación del frosting de vainilla puesto que no permiten que la masa salga fuera en caso de salpicar.

3

Ahora, añade el azúcar glass, la esencia de vainilla y la leche. Puedes hacer tú mismo el azúcar glass siguiendo estos sencillos pasos o comprarlo ya hecho. La única diferencia es que si lo haces tú, el frosting quedará un pelín granulado. Poco a poco vamos elaborando el frosting para decorar cupcakes o tartas.

4

Bate durante un minuto a velocidad baja con las varillas eléctricas o la batidora. Luego, sube a velocidad media-alta y bate durante 5 minutos, aproximadamente. Verás que la masa se torna cremosa y adquiere un color amarillento muy claro. Piensa que cuanto más remuevas más consistencia cogerá el frosting de vainilla, pero tampoco es necesario hacer una pasta que no pueda manejarse.

5

¡Y listo! Así de fácil. Como ves, hacer frosting de vainilla es muy rápido y sencillo. Ahora solo tienes que introducirlo en una manga pastelera y comprar distintas boquillas para decorar tus cupcakes o tartas con él. Puedes dejarlo tal cual si te gusta ese color, o añadir una gota del colorante líquido que quieras y batir hasta conseguir el color deseado.

6

Si quieres probar de hacer otros frostings un tanto más elaborados, puedes mirar cómo hacer frosting de chocolate, de fresa o de limón. Decorar tus cupcakes con buttercream es otra opción muy recomendable además de deliciosa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer frosting de vainilla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.