Cómo hacer coulant de chocolate blanco

Cómo hacer coulant de chocolate blanco
Imagen: casaley.com.mx

Si hay un postre al que los amantes del chocolate no se pueden resistir, este es el coulant o soufflé, una deliciosa alternativa que se come caliente y que resulta ideal para servir junto a una generosa bola de helado. Si bien el soufflé de chocolate negro es el más común, el chocolate blanco también es un ingrediente ideal para elaborar una versión alternativa y creativa de esta dulce tentación. Por eso en unComo.com te explicamos con detalle cómo hacer coulant de chocolate blanco y disfrutarlo al máximo.

6 comensales Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Lo primero que vamos a hacer es dividir el chocolate blanco para postres, pues necesitaremos 100 gramos para fundir y otros 100 gramos troceados para añadir enteros al coulant antes de llevar al horno.

2

Para preparar los coulant de chocolate blanco puedes usar los moldes desechables de aluminio para flanes, perfectos para la elaboración de este postre. Comienza mezclando los 4 huevos con el azúcar y removiendo hasta que queden bien batidos. Luego deberás fundir 100 gramos de chocolate junto con la mantequilla, puedes hacerlo a baño de María, el modo más tradicional, o usando el microondas.

Si optas por el microondas debes calentar el chocolate en un recipiente durante 30 segundos a máxima potencia, luego remueve y ve calentando de 30 en 30 segundos hasta que esté fundido. Es importante hacerlo con precaución y siguiendo estos tiempos para evitar que el mismo se queme.

3

Saca el chocolate una vez que esté fundido y deja reposar brevemente. Mientras tanto puedes añadir mantequilla y harina a los moldes de los coulant de chocolate blanco para evitar que los mismos se peguen.

Una vez listos los moldes, mezcla en un recipiente los huevos que has batido previamente, el chocolate fundido y la harina tamizada para evitar grumos. Remueve bien con una espátula realizando movimientos envolventes hasta que la mezcla esté homogénea.

4

Los 100 gramos de chocolate blanco restante deberán estar picados en cuadritos para añadir cada uno a un molde de soufflé. A continuación vierte la masa en los moldes rellenando solo 1/3 del mismo, luego agrega un cuadrito de chocolate entero y después añade un poco más de masa procurando llegar máximo a 3/4 de la capacidad del molde, pues no olvides que con la cocción el postre crecerá.

5

Una vez que todos tus moldes estén llenos con la mezcla, deberás llevarlos al congelador por al menos 1 hora antes de cocinarlos. Este postre puede permanecer sin cocinar congelado el tiempo que desees, esto solo le dará una mayor consistencia mejorando notablemente el resultado final.

6

Cuando sea el momento de cocinarlos, precalienta el horno a 180 º C y, una vez caliente, introduce los coulant durante 12 a 15 minutos. Sabrás que los mismos están listos porque la preparación se levantará ligeramente, pero es muy importante que no te pases de cocción ya que el centro del soufflé de chocolate blanco debe ser líquido.

7

Cuando estén listos sácalos del horno y enseguida corta el molde con la ayuda de una tijera y un trapo para no quemarte, luego sirve los coulant de chocolate blanco acompañados de sirope de chocolate o el helado de tu preferencia. Recuerda que este postre debe comerse siempre caliente.

Disfruta de esta rica receta y cuéntanos qué tal te ha quedado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer coulant de chocolate blanco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.