Cómo hacer costillas a la miel

Cómo hacer costillas a la miel

La miel es el ingrediente ideal para combinar con unas costillas de cerdo al horno, dando como resultado una preparación con un sabor agridulce y crujiente que resulta irresistible. Lo bueno de esta receta es que cuenta con una preparación muy simple y un resultado final absolutamente gourmet, siendo ideal para disfrutar en cualquier ocasión especial acompañadas de patatas fritas, puré, ensalada o la guarnición que desees. ¿Estás listo para comenzar?, en unComo.com te explicamos cómo hacer costillas a la miel paso a paso.

2 horas Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

La clave para hacer unas costillas a la miel deliciosas, doradas y crujientes, es tener mucha paciencia con la cocción en el horno, aplicando la salsa en el momento justo y preocupándonos por voltear las costillas para que se hagan a la perfección por ambos lados. De resto esta receta simplemente no tiene mayor complicación, sin embargo el resultado es delicioso.

2

Para comenzar precalienta el horno a 180 ºC, coloca el costillar en una bandeja para el horno que sea profunda y que esté previamente untada con aceite de oliva, separa las costillas y aderézalas con las 2 cucharadas de azúcar moreno, la sal, el ajo, la pimienta y el orégano. Esparce muy bien el condimento por todas las costillas, tapa la bandeja con papel aluminio y luego lleva al horno durante media hora.

Después prepara tu salsa mezclando en un recipiente las 4 cucharadas de salsa de soja con la miel y la hoja de laurel.

3

Una vez que haya pasado la primera hora de cocción de las costillas, abre el horno, retira el papel aluminio y, con la ayuda de un pincel de cocina, barniza las costillas por delante y por detrás con la salsa. Es muy importante que queden bien impregnadas de esta mezcla y que la salsa sea abundante, pues esto será lo que dará el clásico sabor dulzón a tus costillas a la miel.

Sin tapar con el papel aluminio, deja cocinar durante media hora más.

4

Transcurrida la segunda media hora deberás subir la temperatura del horno a 200 ºC o 225 ºC, si aún te queda salsa disponible barniza una vez más las costillas y deja cocinar durante 20 minutos a fuego alto para que se doren. A los 10 minutos voltea tus costillas a la miel para que queden doradas por ambos lados. Si transcurrido este tiempo tus costillas aún no están en el punto deseado, deja durante algunos minutos más.

5

Una vez doradas y adecuadamente caramelizadas, retira del horno y sirve tus costillas a la miel con la guarnición que más te guste. ¡Así de simple!, ahora ya podrás disfrutar en casa de este plato delicioso y realmente sencillo de preparar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer costillas a la miel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.