Cómo hacer caramelos masticables de miel

Cómo hacer caramelos masticables de miel

¿Te encantan los caramelos masticables de miel? Esta golosina es ideal para aportarnos energía mientras saciamos nuestro antojo de algo dulce, además no cuenta con tantas calorías como los caramelos masticables comunes y, por si fuera poco, son muy fáciles de hacer en casa.

No te lo pienses más, ponte manos a la obra y sorprende a todos con este dulce único. En unComo.com te explicamos cómo hacer caramelos masticables de miel paso a paso ¡deliciosos!

Dificultad baja
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Estos son los pasos para convertir un ingrediente delicioso en un caramelo masticable de miel buenísimo. Al mismo tiempo, te beneficiarás de las propiedades de la miel y de su gran aporte energético y nutricional.

Para comenzar coloca una cacerola mediana a fuego medio alto, hierve ¾ tazas de miel hasta que llegue a la temperatura de 140º C. Para comprobar la temperatura se recomienda usar un termómetro de cocina, que aportará una medida precisa.

2

Una vez alcance los 140 ºC apaga el fuego y vierte la miel sobre una bandeja para hornear forrada con un mantel antiadherente o silpat.

3

Usando una espátula de goma, extiende la miel de forma continua y ve formando un montículo, con el fin de ayudar a que se enfríe. De a poco deberás ir despegándola del papel antiadherente, esto puede llevar entre 5 y 10 minutos, así que necesitas paciencia.

4

Una vez que la miel está lo suficientemente fría para manipular con las manos, engrasa tus manos con mantequilla y recoge el montículo de miel. Comienza a estirar y retorcer la miel en cualquier forma que desees, tu objetivo es incorporar tanto aire como sea posible en la mezcla para hacer que adquiera una textura chiclosa.

5

Cuando alcanza el color del caramelo, ya tienes la pasta masticable. Estira la miel en un bastón fino y corta en trozos pequeños con un cuchillo o tijeras de cocina enmantecadas.

6

Corta cuadrados de papel encerado y envuelve cada pieza enrollándola alrededor del trozo de papel, retuerce los extremos para cerrar. Repite este procedimiento con todas las piezas que has cortado y, en menos de lo que piensas, tendrás tus caramelos masticables de miel listos para disfrutar. ¡Están riquísimos!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer caramelos masticables de miel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.