Compartir

Cómo cocer cañaillas

 
Por Brian Calvo Sánchez. 9 noviembre 2020
Cómo cocer cañaillas

Uno de los mayores manjares de la gastronomía a nivel mundial son los mariscos. Degustar estos alimentos frescos es una auténtica delicia para el paladar de muchas personas, pero es necesario saber prepararlos adecuadamente, pues, por ejemplo, aspectos como la cocción del marisco a veces no son tan sencillos como pueda parecer. En esta receta nos centraremos en las cañaillas, conocidas en algunos lugares como caracolas o caracoles de mar.

Si quieres saber qué son exactamente y cómo cocer cañaillas, así como más detalles sobre la receta, como trucos para que queden perfectas y aliños o salsas para acompañarlas, en unCOMO te recomendamos que sigas leyendo esta receta de cañaillas cocidas fácil.

4 comensales 15 minutos Dificultad baja
Ingredientes:
También te puede interesar: Cómo cocer bígaros
Pasos a seguir:
1

Antes de profundizar en la receta para cocer cañaillas, es importante aclarar qué son. Se trata de un marisco muy popular en España, sobre todo en Andalucía. En algunos lugares también son conocidas como caracoles de mar, ya que pertenecen a la familia de moluscos que habitan en el mar. Para diferenciarlas de otros mariscos de tipo caracol o caracola, ten en cuenta que esta es una especie con una concha amarilla que tiene un extremo muy alargado. Aún así, una vez consumido es la textura y el sabor los factores más destacados del alimento. En cuanto a su contenido nutricional, las cañaillas destacan por ser una fuente de calcio y de potasio, por tener un alto contenido en proteínas, vitamina B y ácido fólico. Además, tienen muy pocas grasas y un contenido bajo en calorías (91 kcal por cada 100 gramos).

Tras conocer qué son las cañaillas exactamente, empezamos a preparar la receta. En primer lugar, compra la cantidad que consideres más adecuada según los comensales que vayas a tener y en función de si habrá muchos más platos a degustar o si será un plato principal o único. Para escoger las cañaillas, te recomendamos conocer estos consejos sobre Cómo elegir mariscos.

Cómo cocer cañaillas - Paso 1
2

Una vez las tengas en casa, empieza la receta y llena un recipiente con agua y sal (unos 70 gramos de sal por cada litro) e introduce las cañaillas. De esta forma vas a limpiar las cañaillas. Sumergiendo el producto en agua y sal, lograrás que la arena y las impurezas en las conchas desaparezcan. Procura cambiar el agua cuando se ensucie y repite la acción tantas veces como sea necesario hasta que el agua se mantenga limpia: será la señal que las cañaillas están listas para cocer.

Cómo cocer cañaillas - Paso 2
3

Llena una cacerola de agua y, al mismo tiempo, prepara un bol que contenga agua salada y fría. Un truco para cocer cañaillas que es muy útil en este punto de la elaboración es añadir hielo al bol de agua salada, de esta manera, se mantendrá a baja temperatura. Coloca la cacerola llena de agua en uno de los fuegos de tu cocina para que comience a hervir.

4

Cuando el agua de la cacerola esté hirviendo, ya puedes añadir estos mariscos. Cuando vuelva a hervir, ten una especial atención al cocinado: el tiempo de cocción de las cañaillas oscila entre los 10 y los 12 minutos. El periodo exacto dependerá del tamaño del producto, ya que cuanto más grande es más tiempo de cocción requiere.

Cómo cocer cañaillas - Paso 4
5

Cuando transcurran los 10-12 minutos de tiempo, coloca las cañaillas en el bol con agua fría preparado anteriormente para dar por finalizada la cocción. Después, ya podrás escurrirlas y servirlas para comer.

Cómo cocer cañaillas - Paso 5
6

Ahora que ya sabes cómo cocer las cañaillas, te animamos a descubrir más ideas de aliños y salsas para las cañaillas.

  • Para aportar un matiz distinto al sabor del producto y enriquecerlo, puedes aliñar las cañaillas con unas gotas de limón y ya está o, incluso, puedes añadir un poco de pimienta y unas gotas de aceite suave. Asimismo, también quedan deliciosas únicamente con una pizca de pimienta
  • Un sofrito es un buen acompañamiento para las cañaillas, aunque también las puedes comer con una ensalada sencilla.
  • En cuanto a las salsas que las pueden acompañar, la compuesta por mantequilla, ajo y perejil es ideal como salsa para cañaillas. Aquí puedes aprender Cómo hacer mantequilla de ajo y perejil, te recomendamos añadir un poco a la preparación de estos mariscos o a poner un poco en el centro de la mesa para que los comensales la tomen a su gusto. Otra opción es hacer una salsa de ajo y perejil algo más ligera, sin la mantequilla.
  • Para maridar esta comida, en unCOMO te recomendamos tomar un vino blanco con el que disfrutarás más si cabe del sabor de las cañaillas cocidas. Aquí te mostramos los Tipos de vino blanco.
7

Terminamos esta sencilla receta de cañaillas con unos consejos sobre cómo comerlas. Es importante saber cómo se comen las cañaillas antes de intentarlo, ya que no es tan sencillo como puede parecer a simple vista: utiliza un palillo o un palillo fino de doble punta, que es específico para comer mariscos, para extraer de una pieza toda la carne. También debes quitar el opérculo, es decir, la pequeña tapa con la que se tapa el agujero de la caracola, antes de comértelas. Con este simple método, sabrás cómo sacar las cañaillas enteras sin temor a que se rompan, siempre y cuando lo pongas en práctica con paciencia.

Además, si te gustan los mariscos, te puede interesar conocer esta otra receta sobre Cómo hacer una parrillada de mariscos.

Cómo cocer cañaillas - Paso 7

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cocer cañaillas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Consejos
  • Es fundamental tener claro cómo saber si las cañaillas están malas para evitar posibles intoxicaciones con su consumo. Debes prestar atención a estos aspectos. Como cualquier otro marisco, el olor es importante. Comprueba que las cañaillas huelen bien o que, al menos, no desprenden un aroma desagradable. Un olor fuerte a mar puede ser normal, pero si detectas un olor que parece a podrido evita preparar estas caracolas. Es posible que lo detectes antes de empezar a prepararlas, pero presta atención también al olor cuando empiezas a cocerlas, ya que si están empezando a ponerse malas, puede que antes de la cocción no se note.
  • Mucha atención al aspecto. La carne que contiene debe ser suave y firme al tacto.
  • Si compras el producto fresco, la concha estará cerrada. En caso de encontrarte alguna abierta, deséchala porque probablemente esté en mal estado y no merece la pena arriesgar tu salud y la de tus comensales.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido la receta?

Cómo cocer cañaillas
1 de 6
Cómo cocer cañaillas

Volver arriba