Compartir

Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo

 
Por Sara Rada. 15 noviembre 2019
Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo

El té de jazmín ganó especial popularidad en China durante la dinastía Ming, cuando los motivos florales estaban de moda y cubrían pinturas, vajillas y bordados en la sociedad y en la cultura china. Aunque el tipo más común de té de jazmín sea el té verde (pues se hace a partir de esta infusión), también existen el té blanco de jazmín, el té oolong y el té negro de jazmín.

Pero, ¿sabías que este ingrediente no es únicamente perfecto en el campo gastronómico? El té de jazmín es fundamental hoy en día para la creación de muchos remedios caseros y lociones de belleza, así que si quieres descubrir más sobre sus increíbles propiedades, no te pierdas este nuevo artículo de unCOMO. Té de jazmín: para qué sirve, cómo hacerlo y beneficios. ¡Te lo contamos!

También te puede interesar: Cómo hacer un té de marihuana

Té de jazmín: propiedades

Para elaborar el té de jazmín se debe cosechar primero el clásico y ya conocido té verde. A continuación, este se almacena hasta la cosecha de flores de jazmín y, finalmente, el té se perfuma durante varios días para adquirir su singular aroma y potenciar sus beneficios.

A continuación te presentamos algunas grandes propiedades del té de jazmín:

  • Antioxidantes
  • Antivirales
  • Antibacterianas
  • Calmantes
  • Emenagogas

Para qué sirve el té de jazmín

Ahora que ya conocemos las propiedades del té de jazmín más importantes, veamos con más claridad cuáles son los principales beneficios del té de jazmín:

  • Combate el estrés y la ansiedad: las propiedades calmantes del té verde y el relajante aroma del jazmín hacen de esta infusión un brebaje perfecto para aliviar los síntomas del estrés y de la ansiedad. Si tienes problemas de insomnio, también te recomendamos probar el té de jazmín para dormir.
  • Ayuda a controlar el peso: son muchos los nutricionistas que coinciden en que añadir té de jazmín a tu dieta puede ayudarte a perder peso con mucha más rapidez. Esto se debe a las propiedades saciantes del té de jazmín, pues consumir una taza antes de cada comida puede ayudarte a perder el apetito notablemente. Puede que también te interese aprender cuáles son Las mejores infusiones para quemar grasas.
  • Alivia los síntomas del resfriado: las propiedades antibacterianas y antivirales del té de jazmín son las encargadas de actuar como aliadas de tu sistema inmune. Gracias a ello, superar el malestar general producido por el resfriado es mucho más sencillo.
  • Mejora la salud cardiovascular: el té de jazmín es una gran fuente de antioxidantes, lo que explicaría por qué es una infusión tan buena para el corazón. Las catequinas, teaflavinas y flavonoides (antioxidantes) contenidos en una taza de té, sumados a las propiedades emenagogas del té de jazmín pueden reducir la inflamación de los vasos sanguíneos y mejorar el flujo de sangre por tu cuerpo.
  • Previene enfermedades: son otra vez las propiedades antibacterianas del té de jazmín el motivo por el cual una taza de esta infusión al día puede ayudarnos a prevenir multitud de enfermedades.
  • Combate los signos de la edad: los antioxidantes que contiene el té de jazmín logran combatir los radicales libres de la piel, evitando así la oxidación de esta y la aparición de un gran número de signos de la edad. Si quieres prevenir el envejecimiento prematuro o atenuar algunas líneas de expresión, lo más recomendable será que te hagas con una loción antiaging formulada a base de té de jazmín. Si quieres conocer productos similares, no te pierdas este artículo sobre Aceites naturales para eliminar arrugas.
Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo - Para qué sirve el té de jazmín

Cómo hacer té de jazmín

La mayoría de las bolsas de té de jazmín que compres, así como las variedades de hojas sueltas vendrán con instrucciones sobre cómo prepararlo, ya que el proceso puede variar según el té. Las temperaturas y los tiempos de remojo son los componentes más propensos a cambiar cuando se usan diferentes tés de jazmín, sin embargo, en general, debes llevar a cabo el siguiente procedimiento:

  1. Prepara la bolsa de té: si estás usando una bolsita de té ya comprado, puedes saltar al siguiente paso. Para aquellos que prefieran sus infusiones de té con hojas sueltas, generalmente se añade una cucharada sopera bien grande por cada taza de agua que se quiera servir.
  2. A continuación, pon el agua a hervir a unos 73º centrígrados (163,4 ºF). Si el té de jazmín es puro, hervir el agua a demasiada temperatura podría dar como resultado un sabor muy amargo, así que presta atención al proceso.
  3. Deja el té de jazmín en remojo durante 2 minutos aproximadamente antes de servir. Si puedes, déjalo dentro de una tetera bien tapada y, a continuación, sírvelo.

Cómo tomar té de jazmín

Una vez hayas dejado tu té reposando a lo largo de dos minutos, sírvelo en una taza y no añadas ningún edulcorante.

Puede que, al principio, te cuesta acostumbrarte al sabor de la infusión. Sin embargo, el té de jazmín tiene un sabor delicado y sutil que podría verse afectado si agregaras azúcar o miel a tu taza. La mayoría de los productores de té de jazmín recomiendan evitar agregar cualquier tipo de edulcorante, pues así se evita modificar el perfil del sabor del té de jazmín.

Dónde comprar té de jazmín

Hoy en día, el té verde de jazmín está disponible tanto en pequeños mercados y en tiendas especializadas como en tiendas en línea. No obstante, y como es lógico, desde unCOMO te recomendamos apostar siempre por hojas de té de jazmín tan naturales como sea posible, así que dirígete a un herbolario de confianza para adquirir el mejor producto.

Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo - Cómo hacer té de jazmín

Té de jazmín - contraindicaciones

No hay muchas contraindicaciones a tener en cuenta antes de consumir té de jazmín, sin embargo, sí debes saber que hay ciertos peligros asociados con el consumo de té de jazmín durante el periodo de gestación. Por ello, desde unCOMO te aconsejamos no tomar té de jazmín durante el embarazo. A continuación te presentamos algunas advertencias que deberías tener en cuenta y algunos posibles efectos secundarios del té de jazmín:

  • Problemas durante el embarazo: debido a su composición química, el té de jazmín y los aceites esenciales de jazmín se han relacionado con contracciones tempranas durante el embarazo y con otros efectos negativos. Además, las propiedades emenagogas de esta hierba podrían causar sangrado durante el embarazo.
  • Irritación estomacal: el té de jazmín contiene sustancias como el ácido en grandes cantidades, lo que podría irritar el revestimiento del estómago si se tomaran grandes cantidades de esta infusión. Sin embargo, ante un consumo moderado de té de jazmín, este efecto secundario no debería darse en absoluto.
  • Interacción con otros medicamentos: si estás en tratamiento por algún problema de salud y tomas medicación diariamente, consulta con tu médico la posibilidad de consumir té de jazmín antes de tomarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo
1 de 3
Té de jazmín: para qué sirve y cómo hacerlo

Volver arriba