Compartir

¿Se puede congelar la pasta?

 
Por Carla Martínez Dantí. 25 mayo 2020
¿Se puede congelar la pasta?

Macarrones, espagueti, raviolis, tagliatelle… ¡Qué rica es la pasta y cuántas variedades existen para cocinarla! Si eres un amante de la pasta y quieres aprender a conservarla correctamente para poder disfrutar esos platos en cualquier otro momento, hay algunos trucos que debes conocer.

¿Has cocinado más pasta de la necesaria y no sabes cómo conservarla correctamente? En el siguiente artículo de unCOMO te explicamos si se puede congelar la pasta realmente y qué consejos deberías seguir para hacerlo de forma adecuada.

También te puede interesar: ¿Se puede congelar el salmorejo?

¿Se puede congelar la pasta cocida?

La respuesta más rápida es que sí, se puede congelar la pasta, pues se trata de un alimento apto para tu congelador. Si cocinas grandes cantidades de pasta y quieres guardar las sobras para aprovecharlas a posteriori, el congelador puede ser la opción más factible.

No obstante, debes tener en cuenta que este alimento puede perder sabor, textura y calidad una vez se congele, por lo que no estará tan rica como recién hecha. Considerando esto, te recomendamos que si vas a consumirla en menos de 4 días, la metas en un recipiente hermético dentro del frigorífico, sin aliñar, donde podrá aguantar en perfecto estado.

Así pues, aunque la pasta sí se puede congelar, es necesario no perder de vista algunos trucos básicos para mantenerla en perfecto estado. A continuación te hablamos de ellos.

Consejos para congelar la pasta

Ahora ya sabes que sí, se puede congelar la pasta fresca, ¿pero cómo puedes asegurar el mejor resultado posible después de descongelarla? Con estos trucos aprenderás cómo congelar la pasta para guardar tus platos en perfectas condiciones:

  • Déjala al dente: el truco más importante es cocinar la pasta al dente antes de guardarla en el congelador, pues así, cuando la descongeles, seguirás encontrándola suave y rica. Si, por el contrario, cocinases mucho la pasta y la metieras en el congelador, al descongelarla encontrarías una textura muy blanda y desagradable.
  • Usa el recipiente adecuado: el recipiente donde congelarás la pasta también es muy importante, pues debe ser completamente hermético para conservar bien los alimentos a bajas temperaturas. También será esencial que añadas la cantidad de pasta adecuada en cada recipiente, pues distribuyéndola en porciones te asegurarás una buena conservación a lo largo de dos o tres meses. Puedes utilizar también bolsas de congelación específicas.
  • Congélala sin aliños: siempre que puedas, congela tu pasta sin aliños, es decir, sin salsas u otros ingredientes. Una vez tengas el recipiente seleccionado y la pasta añadida, te recomendamos rociarla con aceite, pues así el descongelado será más rápido y cómodo.
  • Deja distancia entre la pasta: en caso de que vayas a congelar pasta fresca y cruda, colócala en forma de nidos sobre una bandeja de horno con papel de hornear, siempre dejando entre ellos uno o dos centímetros de distancia. De este modo, evitarás que se pegue dentro del congelador y cueste descongelarlo. Deja la pasta durante una hora en el congelador y una vez pasado este tiempo, colócala en un recipiente hermético.
¿Se puede congelar la pasta? - Consejos para congelar la pasta

Cómo descongelar la pasta

Ahora que ya sabes cómo congelar la pasta correctamente, és fundamental que sepas cómo descongelarla para intentar mantener al máximo su rico sabor y su textura original. En este caso, lo primero a tener en cuenta es que es esencial sacar la pasta unas horas antes de su consumo y dejarla descongelar a temperatura ambiente. Otro buen truco es sacar la pasta un día antes y dejarla durante 24 horas en el frigorífico.

Si la pasta ya estaba cocinada anteriormente, te recomendamos descongelarla y verter el contenido del recipiente en una olla para calentarlo al baño maría. Se trata de un método fácil que logrará conservar notablemente el sabor de tu plato de pasta. Para más información sobre Qué es el baño maría y cómo hacerlo paso a paso, este artículo puede resultarte de gran ayuda.

Cómo descongelar la pasta rellena

En el caso de que la pasta congelada sea fresca, podrás proceder a cocerla directamente. No obstante, te recomendamos que si la pasta está rellena, dejes primero que esta se descongele a temperatura ambiente, pues su lenta cocción podría hacer que quedase demasiado blanda. El truco consiste en colocar la pasta sobre una bandeja con papel de film para evitar que se pegue a la superficie y dejar que se descongele. Además, si quieres descubrir algunos deliciosos Rellenos para pasta fresca, ¡échale un vistazo a este enlace! Te explicamos cómo hacer pasta fresca y rellena en casa.

Ahora ya sabes que se puede congelar la pasta cocida y fresca, así que empieza a aplicar estos consejos y disfruta de tus platos de pasta en cualquier momento.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede congelar la pasta?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre ¿Se puede congelar la pasta?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede congelar la pasta?
1 de 2
¿Se puede congelar la pasta?

Volver arriba