Compartir

Salsas para solomillo

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Salsas para solomillo

Son muchos los que piensan en el solomillo cuando se les propone disfrutar de una deliciosa pieza de carne, y es que se trata de uno de los cortes más apreciados y valorados. A pesar de que hay distintas formas de prepararlo, una de las más resultonas y sabrosas es añadirle algún tipo de salsa que nos guste. Con ello, será posible además conseguir un plato completamente diferente a lo habitual y sabores muy pero que muy novedosos. Si quieres descubrir cuáles pueden ser buenas opciones, no te pierdas este artículo de unComo, pues te mostramos las mejores salsas para solomillo a las que puedes recurrir.

También te puede interesar: Cómo hacer salsa oporto

Solomillo a la pimienta verde

Sin duda, uno de los platos más clásicos es el solomillo a la pimienta verde, una forma deliciosa de disfrutar de este corte de carne. La salsa a la pimienta verde es muy cremosa y, aunque tiene su toque picante, es bastante suave y queda perfecta con carnes y recetas de pasta. A continuación, te mostramos la receta que puedes seguir para elaborarla:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de pimienta verde
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 pastilla de caldo, ya sea de carne o de pollo
  • un chorrito de vino blanco
  • aceite de oliva
  • pimienta negra molida
  • sal

Preparación: pica la cebolla bien fina y saltéala en una sartén con un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando se vuelva transparente, desmenuza las pastilla de caldo sobre la sartén y agrega el chorro de vino blanco. Remueve y deja que se evapore durante unos 2 o 3 minutos. Seguidamente, vierte la nata, la cucharada de pimienta verde y deja que la sala espese por unos 5 minutos a fuego lento. Para finalizar, añade un poco de pimienta negra, prueba y rectifica la cantidad de sal si es necesario.

Salsas para solomillo - Solomillo a la pimienta verde

Salsa de queso y cebolla

Otra opción es acompañar el solomillo con una salsa elaborada a base de queso y cebolla, la cual combina el increíble sabor de tres tipos de quesos diferentes con el toque dulce de la cebolla. Sigue la siguiente receta y descubre una salsa que está para chuparse los dedos:

Ingredientes:

  • 500 ml de nata para cocinar
  • 1 cebolla
  • 150 o 200 g de queso parmesano, queso emmental y queso azul
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • sal

Preparación: primero, ralla los tres quesos y, luego, introdúcelos en un cazo con la nata líquido para derretirlos por completo en el fuego. Pela la cebolla, córtala en tiras finas y largas y cocínala en una sartén con un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal hasta que se poche. Agrega el vaso de vino blanco a la cebolla, deja que se evapore y, cuando esté listo, pásalo por la batidora. Añade la preparación de cebolla y vino blanco en el cazo en el que has reservado la salsa de los tres quesos y cocínalo todo a fuego medio hasta que espese.

Salsas para solomillo - Salsa de queso y cebolla

Solomillo a la naranja

Si prefieres aportarle un toque agridulce al solomillo y conseguir un plato gourmet, ideal para sorprendes a tus invitados en cualquier comida o cena, nada mejor que acompañarlo con una salsa de naranja. Con la siguiente receta, la elaborarás tú mismo muy fácilmente:

Ingredientes:

  • 4 naranjas
  • 170 g de mermelada de naranja
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 limon
  • 1 vaso de vino blanco
  • agua
  • sal
  • pimienta negra

Preparación: exprime las naranjas y el limón para extraer su zumo y reserva las cáscaras de las naranjas, así como la ralladura de dos de ellas para más adelante. En un cazo, agrega 4 cucharadas de agua y el azúcar, caliéntalo a fuego alto hasta que el azúcar se disuelva. Seguidamente, añade el zumo de naranja, el de limón y salpimenta. Remueve, agrega la ralladura de naranja, la mermelada y el vino blanco. En un recipiente aparte, mezcla la mantequilla con la harina y añádelas a la salsa de naranja. Una vez que la salsa de naranja haya espesado, ya podrás retirarla del fuego y verterla por encima del solomillo.

Otras sabrosas recetas que puedes preparar con esta salsa son: pato a la naranja, pollo a la naranja o salmón a la naranja.

Salsas para solomillo - Solomillo a la naranja

Salsa de miel y mostaza

Entre las salsas más populares de Norteamérica, encontramos la de miel y mostaza, la cual también ofrece un sabor agridulce que es perfecto para complementar muchísimos platos, como ensaladas, pescados, sándwiches, carnes, etc. Así que también puedes degustar un riquísimo solomillo con salsa de miel y mostaza. ¡Presta atención a la receta!

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 2 cucharadas de miel
  • sal
  • pimienta negra

Preparación: coloca en el vaso de la batidora 4 cucharadas de mayonesa y 2 cucharadas de mostaza de Dijon, añade un poco de sal y bate. Añade a la mezcla 2 cucharadas de miel sin dejar de batir y una pizca de pimienta negra. Vuelve a batir hasta que veas que obtienes una salsa de miel y mostaza espesa y homogénea. ¡Así de sencillo!

El sabor final de la salsa te gustará más si la elaboras con una mayonesa casera, así que no dudes en consultar la receta en el artículo Cómo hacer mayonesa.

Salsas para solomillo - Salsa de miel y mostaza

Solomillo a la manzana

Otras de las mejores salsas para solomillo y carnes, en general, es la salsa de manzana. Una forma distinta de aprovechar el sabor dulce con un punto de acidez de esta clásica fruta, que podrás trasladar a muchísimos de los platos que preparas habitualmente, ya sean de carne, verduras, patatas, etc.

Ingredientes:

  • 2 manzanas verdes
  • 1 limón
  • 10 ml de vinagre blanco
  • 40 g de azúcar moreno
  • 15 g de mantequilla
  • 2 ramitas de canela
  • sal
  • pimienta

Preparación: pela y corta la manzana en cuadrados pequeños. Luego, cocínala en una sartén con la mantequilla previamente derretida. Añade el azúcar y remueve hasta que se disuelva. Tapa la sartén y deja que todo se cocine a fuego lento. Luego, añade las ramitas de canela, el zumo y la ralladura del limón y el vinagre blanco. Deja cocinar por 3 minutos más y, pasado este tiempo, vierte agua hasta cubrir las manzanas por completo y cocina hasta que se reduzca a la mitad. Añade la cantidad de sal y pimienta al gusto, remueve y ¡listo!

Salsas para solomillo - Solomillo a la manzana

Salsa de almendras

Las almendras son un frutos secos con los que también se pueden elaborar exquisitas salsas para dar más sabor a los platos de carnes, incluidos el solomillo. Verás que la receta es muy sencilla de hacer y que el resultado es realmente sorprendente; apunta los siguientes pasos para hacer tu salsa de almendras:

Ingredientes:

  • 150 g de almendra molida
  • 75 ml de leche
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 rebanadas de pan
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 1/2 pastilla de avecrem o de caldo de carne
  • aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vino blanco

Preparación: primero, sofríe la cebolla picada en una sartén con un chorro de aceite de oliva y, cuando empiece a dorarse, agrega las rebanadas de pan a trozos pequeños. Una vez que el pan esté frito, agrega la almendra molida y, una vez se dore, añade el vino blanco. Deja que este último se evapore y agrega el tomate frito. Tras unos minutos, desmenuza la media pastilla de avecrem y añade la leche. Cuando todos los ingredientes se hayan integrado, pasa la salsa de almendras por la batidora y ya estará más que lista para servir.

Salsas para solomillo - Salsa de almendras

Si deseas leer más artículos parecidos a Salsas para solomillo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Escribir comentario sobre Salsas para solomillo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Salsas para solomillo
1 de 7
Salsas para solomillo

Volver arriba