Compartir

Origen e historia de la patata o papa

 
Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Origen e historia de la patata o papa

La patata es el tubérculo comestible de la planta de la patatera y resulta imprescindible en nuestra alimentación actual ya que es rico en almidón, forma en la que los vegetales almacenan la glucosa, y esto nos brinda hidratos de carbono, el macronutriente que debe predominar en nuestra alimentación, ya que de estos nuestro organismo es capaz de utilizar la glucosa y ésta representa su fuente de energía más limpia y accesible, de hecho, las neuronas únicamente utilizan glucosa como energía. Además, la patata o papa necesita muy poco procesamiento, por lo que podemos consumir el alimento final de una forma muy parecida a la que lo obtenemos de la tierra, muy importante para seguir una alimentación saludable.

No sólo tiene unas propiedades nutricionales muy adecuadas para nuestra alimentación, sino que además también tiene diversos usos medicinales, siendo útil para los ojos cansados, el cutis, el acné, la hipertensión arterial y la depresión. En este artículo de unComo te contamos el origen e historia de la patata, uno de los mejores alimentos de los que disponemos fácilmente en la actualidad.

También te puede interesar: Origen e historia de la sandía

Origen de la palabra patata

La palabra patata en castellano actual se utiliza desde el siglo XVII y proviene de un cruce entre las palabras papa, proveniente del quechua, y batata, palabra del taíno. Aunque la palabra batata hace referencia al boniato en castellano, cuando se adoptó la palabra patata los términos se confundían, ya que los españoles primero descubrieron en América la batata o el boniato en el siglo XVI y, más tarde, en el siglo XVII descubrieron la papa que, por su parecido con la batata, llegó a España con el nombre de patata.

El origen de la patata o papa

El origen de la patata se sitúa exactamente en una región que en la actualidad se ubica en los Andes del sur del Perú y el extremo noroeste de Bolivia y su primer cultivo se sitúa entre los años 8000 y 5000 a.C. Fue utilizada por los antiguos Incas, quienes las consumían habitualmente, antes de la llegada de Cristobal Colón a América. Desde entonces hasta la actualidad ha logrado una distribución mundial y ha llegado a considerarse un alimento básico en multitud de países, por lo que sembrar patatas es algo habitual en muchas partes del mundo.

Origen e historia de la patata o papa - El origen de la patata o papa

Historia de la patata en Europa

Desde el origen de la patata o papa hasta su destino en Europa mediaban los viajes de muchos españoles que visitaban asiduamente el continente americano, no obstante, como veremos más adelante, al principio la patata no lo tuvo fácil para formar parte de la alimentación de los europeos.

Para los pueblos nativos de América la patata era el principal alimento disponible y de hecho cultivaron muchísimas variedades incluso en zonas que rozaban los 4.000 metros de altitud, tanto que las propiedades nutricionales entre unas y otras variaban de forma considerable.

Existían principalmente dos vías a través de las cuáles la patata empezó a adentrarse en el continente europeo:

  • Irlanda, Inglaterra y Países Bajos
  • Portugal, España, Francia e Italia

Cuando inicialmente los viajeros Europeos regresaban a su origen, la patata era considerada como una especie botánica genuina que era habitualmente cultivada como planta ornamental en el jardín de los clérigos, considerando sus flores tan estéticas y hermosas que la llegaron a despreciar como alimento. Además, al darse cuenta de que la planta y la patata cruda eran tóxicas, fue mucho más complicado que los europeos comenzaran a incluirla previamente cocinada en su dieta.

La patatera, una planta tóxica

Uno de los motivos principales por los que el consumo de la patata en Europa tardó mucho tiempo en regularse fue que la patatera es una planta tóxica, hecho que en la actualidad identificamos claramente.

La patatera posee un alcaloide llamado solanina que está presente en todas las partes aéreas de la planta como hojas, tallo, flores y también en los brotes tiernos que se generan en el tubérculo cuando éste germina. Por acción del alcaloide solanina, la ingestión de la planta provocaba daños hepáticos, gastrointestinales y cardíacos, llegando incluso a causar la muerte si la cantidad que se había ingerido era elevada. Por lo que se llegó a la conclusión errónea de que comer el tubérculo de la patata podría originar los mismos trastornos de salud que si se consumía la planta y, por este motivo fue más adelante cuando se empezó a consumir la patata en Europa.

Hemos mencionado al inicio que la patata también posee propiedades medicinales y de hecho por su actividad emoliente fue utilizada tradicionalmente para combatir problemas estomacales como la excesiva acidez. Para ello, se pelaban las patatas, se machacaban y se filtraba el zumo a través de un lienzo, tomando 2 tazas al día del producto obtenido. No obstante, la toxicidad de la patata cruda ha hecho que este tipo de remedios no se recomienden en absoluto en la actualidad. Como la patata en ocasiones era consumida cruda, esto hizo más difícil la normalización de su consumo en Europa, ya que tras consumirla cruda se observaban en ocasiones reacciones como las que hemos mencionado anteriormente. Por la acción de este alcaloide en nuestro organismo es importante consumir este tubérculo cocido o frito, pero nunca crudo.

Origen e historia de la patata o papa - La patatera, una planta tóxica

El consumo de la patata en Europa

El consumo de la patata se generalizó en Europa en el siglo XVII, este consumo se dio en gran parte por la gran escasez de alimentos que se sufría en aquella época, siendo la patata una solución fácil y asequible a este problema.

En Irlanda se empezaron a cultivar justo al inicio del siglo XVII, en cambio, en otras zonas el cultivo de la patata tuvo un mayor número de inconvenientes ya que al principio no se identificó un problema de gran importancia: las patatas necesitan un tiempo de oscuridad suficiente que no se les podía brindar debido a la climatología europea durante la estación del verano, por este motivo, generaba tubérculos más pequeños que aquellos que se obtenían en su continente nativo.

En Alemania, la patata se cultivó por primera vez en el año 1647, en Prusia, el 24 de marzo de 1756, Federico II hizo pública una circular que ordenaba el cultivo de la patata y, con esto, se facilitó enormemente la aceptación y el consumo de la misma.

Si bien la población rural se alimentaba de su propia producción, ya que ellos disponían de terrenos para dedicar al cultivo de la patata y otros vegetales, este famoso tubérculo no era accesible para la gente que vivía en la ciudad, por lo tanto, con la llegada de la revolución industrial llegó también la industrialización de la patata.

Durante el siglo XIX el cultivo de la patata en Europa alcanzó su mejor época y desde entonces ha pasado a ser un alimento imprescindible para una dieta saludable y equilibrada. Obviamente, la patata que mejor sabe es aquella que ha sido cultivada por uno mismo, por lo que te animamos a que tú mismo generes tu alimento con ayuda de la tierra y que aprendas a conservar las patatas de forma adecuada, en un lugar ventilado y sin luz natural directa. Si te ha resultado interesante conocer el origen e la historia de la patata o la papa y es un alimento que te gusta añadir a tus platos, te invitamos a que pruebes a cocinar estos platos a base de patata o con acompañamiento de esta:

Si deseas leer más artículos parecidos a Origen e historia de la patata o papa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Origen e historia de la patata o papa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Origen e historia de la patata o papa
1 de 3
Origen e historia de la patata o papa

Volver arriba