Cómo reemplazar el azúcar por miel

Cómo reemplazar el azúcar por miel

El azúcar refinado o azúcar blanco, si bien es el endulzante más común, consumido en exceso resulta perjudicial para nuestra salud, aumentando nuestros niveles de glucosa en la sangre y pudiendo conducir a padecer condiciones como la obesidad o la diabetes. Sin embargo existen diversas alternativas para reemplazar este ingrediente por otros más naturales como la stevia o la miel, una excelente opción si conocemos las cantidades para hacer una adecuada sustitución. Por eso en unComo.com te explicamos cómo reemplazar el azúcar por la miel y conseguir deliciosos resultados.

Pasos a seguir:
1

La miel es una alternativa mucho más saludable al azúcar pues aporta a nuestra salud una serie de importantes beneficios. Sin embargo hay tres cosas que debes tener en cuenta al momento de endulzar con miel:

  • Esta opción es más dulce que el azúcar, por lo que debes emplear una cantidad menor.
  • La miel contiene también agua, algo que debes tener en cuenta al momento de usarla en tus recetas, reduciendo el líquido indicado en las preparaciones. De una taza de miel ¼ de la misma es agua.
  • Los postres y platos con miel se queman más fácilmente, por eso debes reducir la temperatura del fuego cuando cocinas con este ingrediente.
2

Además debes tener en cuenta que si empleas la miel en recetas de repostería en lugar del azúcar, el resultado final será mucho más húmedo pues este alimento absorbe la humedad. Esto es genial por una parte pues se evitan los bizcochos secos y duros, pero debemos tener cuidado al emplearla para que el resultado no quede más mojado de lo que deseamos.

3

Tener en cuenta las equivalencias es fundamental para poder sustituir el azúcar por miel en nuestras recetas. Al ser más dulce, siempre deberás agregar una cantidad menor de miel a tus platos.

Las equivalencias son:

  • 1 taza de azúcar = 3/4 de taza de miel
  • 1 cucharada de azúcar = 3/4 de cucharada de miel
  • 1 cucharadita de azúcar = media cucharadita de miel

En el caso de la miel siempre deberás usar ¼ menos que la cantidad indicada de azúcar. Cuando se trata de una gran cantidad de azúcar se recomienda usar una taza menos si se emplea miel, por ejemplo si la receta te pide 5 tazas de azúcar usa tan solo 4 de miel.

4

No olvides que también deberás ajustar la cantidad de líquido en la receta disminuyéndola, de lo contrario el resultado final quedará más acuoso de lo deseado. Además recuerda que la miel cuenta con un sabor particular por lo que el gusto final de los platos variará si reemplazas el azúcar por miel.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reemplazar el azúcar por miel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.