Compartir

Cómo preparar la linaza

 
Por Elizabeth del Castillo. 28 junio 2019
Cómo preparar la linaza

La linaza forma parte de la dieta de todas aquellas personas que quieren aportar a su vida diaria un complemento alimenticio que les proporcione beneficios saludables de manera natural. Omega3, minerales, fibra y vitaminas como la B1 y la B6 son algunos de los componentes que, según los más recientes estudios, poseen dichas semillas.

Si tú también deseas incluir estos beneficios en tu dieta para aumentar tu calidad de vida pero no sabes cómo hacerlo, no tienes de qué preocuparte; en unCOMO te vamos a explicar cómo preparar linaza para que aproveches todas y cada una de sus cualidades.

También te puede interesar: Cómo consumir linaza

Para qué sirve la linaza

Las propiedades de la linaza molida son bien conocidas, pues según un gran número de expertos, estas semillas aportan al organismo nutrientes beneficiosos para combatir ciertas dolencias o para prevenirlas. Principalmente, la linaza sirve para:

  • Acelerar el metabolismo y quemar grasas: el hecho de que la linaza posea grandes cantidades de fibra, contribuye a que el metabolismo funcione con mayor celeridad, mejorando la digestión y la absorción de los nutrientes que necesitamos.
  • Regenera la flora intestinal: una de las propiedades de la linaza molida que más atraen a la gente es que se trata de un alimento muy eficaz para aliviar la sensación de hinchazón y el estreñimiento, así como para regenerar la flora intestinal.
  • Propiedades antiinflamatorias: su poder antiiflamatorio también la convierte en un excelente complemento para el tratamiento de la artritis o la tendonitis.
  • Combate el colesterol malo: por su alto contenido en Omega3, la linaza previene y ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.
  • Aportan energía: el calcio y magnesio que contienen las semillas de lino son magníficos ayudantes para cuidar los huesos y aportar un extra de energía al cuerpo.
  • Beneficios para la piel: debido a que la linaza actúa como un antioxidante natural, es capaz de aportar un aspecto más sano y brillante a la piel. Si quieres descubrir todos los Trucos de belleza con linaza de los que te puedes aprovechar, échale un vistazo a este otro artículo de unCOMO.
Cómo preparar la linaza - Para qué sirve la linaza

Cómo preparar la linaza

Aunque muchos comercios ofertan multitud de preparados de linaza listos para consumir (en aceite, en polvo, en grageas, etc), no hay nada como preparar las semillas de lino en casa. Cómo preparar tu propia linaza casera es sencillo y sólo requiere de un poco de tu tiempo. Antes de preparar linaza es importante que sepas que esta se puede emplear y/o consumir de 3 maneras diferentes:

  1. Hervida o macerada en agua fría
  2. Molida
  3. En aceite

Preparación de la linaza hervida o macerada

La preparación de las semillas de lino en crudo no tienen ningún grado de dificultad. Para ello, sólo necesitarás de las semillas y de un cuenco o cazo.

  1. Si vas a consumir las semillas de linaza hervidas, tendrás que ponerlas en agua en ebullición de 2 a 3 minutos o hasta que su textura sea blanda.
  2. Si, por otro lado, prefieres macerarlas en agua fría, necesitarás dejarlas toda la noche en un cuenco a remojo. Tanto en un caso como en otro, siempre se recomienda adjuntar 2 tazas de agua por cada taza de semilla de lino.

Preparación de la linaza molida

Si te preguntas cómo preparar la linaza molida, antes de nada tendrás que hacerte con semillas de lino (a poder ser en tiendas ecológicas), y comprar algún tipo de molinillo o aparato con el que puedas triturarlas. En el mercado existen molinillos específicos para moler el lino, pero también puedes utilizar un molinillo para café, uno de pimienta y otras especias e incluso (si vas a consumir el lino de inmediato y en forma líquida) una licuadora o batidora. Las propiedades de la linaza molida son múltiples, así que para beneficiarte de ellas de forma deliciosa debes seguir estos pasos:

  1. Introducir un puñado de semillas de lino en el molinillo o la licuadora. Tapar y, simplemente, moler hasta que las semillas se hayan convertido en harina o, en el caso de la licuadora, hasta que se hayan disuelto en el agua o en el líquido que hayamos elegido (normalmente zumo natural).
  2. Si vas a consumir la linaza de inmediato, sólo tienes que mezclar o verter la harina junto a los ingredientes que desees para crear tu plato o receta favorita. Si, por el contrario, prefieres conservarla para más tarde, es importante que sepas que la harina de linaza debe guardarse en un contendor hermético en el frigorífico, pero nunca más de 7 días.

Preparación del aceite de linaza

Preparar aceite de linaza es tarea fácil pero necesitarás una prensa para semillas. Para conseguir el aceite debes hacer lo siguiente:

  1. Introducir la cantidad de semillas de lino que se desee, en función del aceite que se quiera obtener, en la prensa y proceder al prensado.
  2. Filtrar el aceite obtenido con un colador de papel o de algodón.
  3. Conservar el aceite obtenido en un recipiente hermético y almacenarlo en un lugar libre de corrientes de aire y de humedad.

Si quieres descubrir por qué deberías empezar a consumir este aceite, no te pierdas este artículo sobre Beneficios del aceite de lino.

Cómo preparar la linaza - Cómo preparar la linaza

Semillas de lino: cómo tomarlas

Ahora que ya sabes cómo preparar la linaza, vamos a desvelarte más información sobre las semillas de lino: cómo tomarlas y cómo disfrutar de ellas en todo tipo de recetas. Estas semillas poseen de por sí un sabor muy agradable que recuerda a los frutos secos, en concreto, a las nueces. Si te apetece incorporar la linaza a tu día a día, no tienes más que hacerlo de una de las siguientes formas. Escoge el método que más te guste y prepárate para disfrutar de este delicioso complemento:

  • Para ensaladas y sopas: la primera opción, y una muy simple que cambiará para mejor el sabor de tus comidas, es añadir semillas de lino a tus ensaladas, sopas, cremas o platos de verduras. También puedes aderezar tus platos con el aceite de linaza.
  • Para productos lácteos: si tomas lácteos o productos con leches vegetales, puedes darles más sabor añadiendo linaza a los yogures, los batidos o la leche.
  • Utilízalas en forma de harina: mezcla la linaza con la harina habitual para elaborar la masa del pan, la pizza o incluso otros ricos productos de repostería. ¡Las galletas con semillas de lino están riquísimas!
  • Mezcla con el pan rallado: si lo haces, verás que la harina de lino es excelente para empanar o rebozar croquetas, carne, tofu o seitán.
  • Utilízala en el desayuno: son muchos los que apuestan por añadir semillas de linaza a sus desayunos, pues aportan un sabor delicioso a los cereales o a las gachas.
  • Linaza en infusión: hierve las semillas de linaza con agua y fíltrala. Después, añade miel y limón y disfruta de una infusión nutritiva y antioxidante. El agua de linaza es, de hecho, una de las infusión más usadas para aquellos que desean perder unos kilos de más. En este artículo sobre Cómo preparar agua de linaza para adelgazar encontrarás una paso a paso muy útil.

La linaza es un alimento nutritivo y con muchísimas propiedades beneficiosas para el organismo. No obstante, si deseas incorporar la linaza a tu dieta y tomas algún tipo de medicamento, sufres algún tipo de patología o enfermedad o estás en período de embarazo o lactancia es muy importante que consultes, siempre, con tu médico de cabecera.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar la linaza, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Cómo preparar la linaza

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo preparar la linaza
1 de 3
Cómo preparar la linaza

Volver arriba