Compartir

Cómo hacer meriendas para niños

Por Olivia Gracia . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer meriendas para niños

La alimentación infantil es una de las cosas que más preocupan a los padres hoy en día. Para los peques, la presentación y el sabor son fundamentales para que disfruten de la comida. Si quieres saber cómo preparar meriendas para niños de una forma sana, permanece atento a este artículo. Debemos intentar evitar recurrir a los socorridos bollos para alimentar a nuestros hijos a la hora de la merienda y sustituirlos por alimentos más saludables que les aporten los nutrientes esenciales para el desarrollo de sus tareas cotidianas. En unComo.com queremos ayudaros a mejorar la alimentación de los peques con algunos consejos, toma nota de lo que explicamos en las siguientes líneas.

También te puede interesar: Recetas fáciles para niños
Pasos a seguir:
1

La hora importa. La merienda es el aporte nutritivo que necesita el niño durante el periodo que transcurre entre la comida y la cena. Los niños necesitan un reparto uniforme de la energía y nutrientes en relación a las actividades que realizan diariamente, evitando que se dilaten demasiado en el tiempo.

Tomar un refrigerio a media tarde es importante para evitar que los niveles de glucosa en sangre decaigan y el cuerpo los reponga por sí solo, provocando así un sobreesfuerzo del organismo. La merienda debería representar el 15 por ciento del aporte energético total diario.

La merienda es muy necesaria para que el niño inicie con energía sus actividades extraescolares que generalmente se realizan después de ese momento.

2

¿Qué alimentos son los mejores para la merienda? Si quieres saber cómo hacer meriendas para niños, debes tener en cuenta los alimentos más recomendados y que mejor les funcionarán a esa hora del día.

En primer lugar, algo que no debe faltar son los cereales. Estos les aportan los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de sus músculos y cerebro, con lo que podrán afrontar sus actividades con la energía que necesitan.

Uno de los alimentos que contiene cereales es el pan, con el que podrás realizar bocadillos acompañados de algún fiambre que sea del agrado del niño, vegetales con atún, de cacao, etc. Siempre es importante variar de productos y adaptarlos a las necesidades del pequeño.

Otro alimento que contiene cereales son las galletas. Hay multitud de variedades, pero siempre elige las que contengan menos conservantes, colorantes y coberturas con exceso de azúcar. Es una excelente idea realizar de vez en cuando galletas caseras, además de que tus hijos pueden ayudarte, son mucho más sanas. Puedes hacer una cierta cantidad y guardarlas en un recipiente hermético para otras ocasiones. No olvides no abusar de la mantequilla y el azúcar al elaborarlas.

Los copos de cereales, que habitualmente se consumen con leche, son uno de los productos más completos que puedes ofrecer a tus hijos. Existen múltiples tipos en el mercado y seguro que a tus hijos les encantan. Intenta evitar los que contienen exceso de azúcar en su composición.

Los niños celiacos empiezan a poder disfrutar de alimentos adaptados a ellos que pueden conseguirse en supermercados cada vez con más frecuencia. Si los encuentras demasiado caros, puedes hacer tú mismo galletas o pan caseros que no lleven productos nocivos para ellos, así te aseguras de que los podrán asimilar sin peligro. El pan, por ejemplo, puedes congelarlo y descongelarlo cuando vayas a hacerle un bocadillo.

Cómo hacer meriendas para niños - Paso 2
3

Otro elemento indispensable para una buena merienda son los productos lácteos. Son fuente de proteínas y calcio que proporcionan el aporte nutritivo necesario para su crecimiento, tan importante a esas edades.

Entre los productos lácteos, la leche es uno de los más importantes. Se puede consumir sola o con cacao soluble, que generalmente encanta a los niños y les da un punto más de energía. Puedes encontrar también variedades de leche con un plus de calcio, con vitaminas, enriquecidas con cereales, cacao, etc.

Los yogures también son una alternativa magnífica. Además de calcio, los yogures ayudan a mantener la flora bacteriana intestinal y fortalecen el sistema inmunológico, lo que les protege de infecciones. Tanto las variedades naturales como los de frutas son ideales para una merienda sana y equilibrada.

El queso es otro alimento con altos niveles de calcio que puede servirse en bocadillo o solo y que suele gustar mucho a los niños. Todas las variedades son saludables, pero las más grasas deben tomarse con moderación.

Cómo hacer meriendas para niños - Paso 3
4

Por último, otro alimento necesario para una merienda sana para niños es la fruta. Una pieza de fruta no debe faltar para que el pequeño ingiera la cantidad de vitaminas, fibra y agua necesarias para reponerse a esas horas del día.

Todas las frutas son sanas y las de temporada son las mejores, ya que contienen todos los nutrientes y una menor cantidad de elementos químicos necesarios para cultivar las variedades de fuera de temporada.

Por lo general, las que puedan ser consumidas con piel deben comerse así, simplemente lavándolas concienzudamente con agua. Los zumos de frutas también son una buena alternativa, aunque debes tener cuidado con los envasados ya que generalmente llevan mucho azúcar. Un zumo o batido natural es fenomenal para combatir la sed. Puedes mezclar leche, cereales, diferentes frutas, cacao..., ¡imaginación al poder!

Cómo hacer meriendas para niños - Paso 4
5

Si mezclamos todos esos elementos; cereales, productos lácteos y fruta en una merienda, podremos estar seguros de hacer meriendas para niños sanas y naturales, indispensables para recargar de energía y vitalidad a tus hijos , lo que les ayudará a afrontar lo que les queda de día de la mejor forma.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer meriendas para niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer meriendas para niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer meriendas para niños
1 de 4
Cómo hacer meriendas para niños

Volver arriba