Cómo hacer la masa casera para tartas

Cómo hacer la masa casera para tartas

En esta receta te mostramos paso a paso como hacer la masa para un pastel de frutas, y luego puedes agregar el relleno de acuerdo a tu receta. Si no tienes tu propia receta para el relleno, las proporciones generales para un pastel son de 5 a 6 tazas de fruta picada, ¾ a 1 taza de azúcar, 3 a 4 cucharadas de fécula de maíz, y unas gotas de limón.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Combina la harina y la sal en un procesador de alimentos, y pulsa un par de veces para mezclar bien. También se puede batir a mano. Coloca unos cubitos de hielo en una pequeña cazuela y cubre con agua. Revuelve y espera. Retira la manteca del refrigerador. Utiliza un cuchillo para cortar en varios cubos pequeños.

2

Dispersa los cubos de manteca sobre la harina.

3

Coloca la tapa del procesador de alimentos y pulsa de 15 a 20 veces hasta que la mezcla parezca harina de maíz con trozos de manteca del tamaño de un guisante.

4

Retire la tapa y espolvorear 4 cucharadas de agua helada sobre la superficie de la mezcla. Presiona unas 4 o 5 veces para combinar. Comprueba si la masa se junta - si se mantiene unida, ya está lista, y si se rompe fácilmente, añade un poco más de agua. Añade más agua una cucharada a la vez, según sea necesario. La masa final no debe unirse en una masa, pero no se debe ver más harina en polvo y la pasta sólo debe estar empezando a agruparse en grandes migas.

5

Amasa la masa de tarta en una superficie de trabajo limpia. Divide la masa en dos montones.

6

Usa la palma de tu mano para juntar de forma rápida y presiona cada montículo en un disco grueso. Envuelve en plástico y refrigera por lo menos 30 minutos o hasta 4 días (o congela hasta por 3 meses; descongela en el refrigerador durante la noche antes de usar).

7

Retira uno de los discos de masa del refrigerador. Espolvorea la superficie de trabajo y el rodillo con harina. Coloca la masa en la parte superior de la harina. Trabajando desde el centro hacia el exterior, extiende la masa en un círculo (unos centímetros de diámetro más grande que el molde de tarta). Usa movimientos firmes y trabaja la masa lo menos posible.

8

Si la masa se agrieta cuando empiezas a amasar con el palo, déjala reposar durante un minuto para calentarla un poco antes de seguir. Utiliza más harina si la masa comienza a pegarse. Hasta aquí la masa para el pastel de frutas. Te vamos a seguir explicando como podrías terminar este rico pastel.

9

Coloca el disco de masa en el molde para pastel. Lleva el molde al refrigerador para enfriar durante 30 minutos. Calienta el horno. Prepara tu relleno.

10

Retira el molde del refrigerador y rellena con tu receta. Retira el segundo disco de masa del refrigerador. Siguiendo las mismas instrucciones de la parte inferior, rueda en un círculo del mismo diámetro. Luego coloca este disco sobre el relleno.

11

Presiona la parte superior y la inferior suavemente juntas y gíralas juntas en torno a la circunferencia de la torta. Dobla los bordes o presiona ligeramente con un tenedor para sellar. Cepilla toda la corteza, incluyendo los bordes ondulados, con la yema de huevo.

12

Utiliza un cuchillo afilado para cortar varias aberturas en la corteza superior para permitir la salida del vapor. Hornea durante 15 minutos a máxima temperatura.

13

Baja el fuego y continua la cocción del pastel por otros 30 a 40 minutos, hasta que la masa esté dorada y la fruta del relleno esté en ebullición. Si los bordes de la corteza comienzan a oscurecerse demasiado rápido, cubre con papel de aluminio.

14

Deja que la masa para un pastel se enfríe sobre una rejilla durante al menos 4 horas antes de cortar y servir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer la masa casera para tartas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.