Compartir

Como hacer albaricoque en almíbar

Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Como hacer albaricoque en almíbar

Los albaricoques deben encontrarse en su justo punto de maduración para que después de tratados conserven el sabor y perfume de la fruta fresca y el almíbar quede rico. Si los albaricoques no están maduros adquieren al cocer un tono verdoso y feo y resultan sosos, maduros en exceso, la cocción los deforma convirtiéndolos en puré.

También te puede interesar: Cómo hacer almíbar
Pasos a seguir:
1

Se envuelven los albaricoques con una gasa y se sumergen, sólo un minuto en agua en ebullición para escaldarlos.

2

Se sumergen inmediatamente los albaricoques en agua fria, para endurecerlos, se escurren y se abren por la mitad para extraerles el hueso.

3

A continuación se introducen en tarros para hacer almíbar, hasta 2 cm. del borde del tarro, apretándolos lo suficiente, sin aplastarlos.

4

Se añade el almíbar en ebullición sobre la fruta, se cierran bien las tapas. Se estirilizan durante 25 minutos los tarros de un litro y durante 20 minutos los tarros de medio litro.

5

En cada recipiente se introducen una o dos almendras mondadas, que se extren de los hueso de albaricoque, previamente partidos, ya que aportan un sabor muy agradable a la conserva.

6

Para la preparación del almíbar, mida un número de tazas de agua, que se echarán en un cazo, añada la misma cantidad de tazas de azúcar y mezcle bien en frio, con una espátula, calentando luego progresivamente, siempre agitando, y hiérvalo durante un minuto. Eche el almíbar encima de la fruta se tapa bien y se estiriliza.

Si deseas leer más artículos parecidos a Como hacer albaricoque en almíbar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Consejos
  • Después de abrir el albaricoque en almíbar mantengalo con el jugo del almíbar para que se conserve más tiempo.

Escribir comentario sobre Como hacer albaricoque en almíbar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Como hacer albaricoque en almíbar
Como hacer albaricoque en almíbar

Volver arriba