Compartir

Cómo freír croquetas congeladas

Cómo freír croquetas congeladas
Imagen: comedera.com

No hay duda de que las croquetas son una de las alternativas más versátiles y deliciosas de la gastronomía. Perfectas como entrantes y pica pica, las podemos encontrar en versiones clásicas como las de jamón o pollo, o en presentaciones vegetarianas como las de setas o alcachofas. Se trata de un plato que encanta a chicos y grandes, pero claro que para que quede perfecto no basta solo con hacer o comprar unas buenas croquetas, sino que será necesarios saber cómo cocinarlas del modo adecuado, especialmente cuando han estado en el congelador. ¡Tranquilo en unComo.com te lo explicamos! Descubre cómo freír croquetas congeladas para que queden deliciosas.

También te puede interesar: Cómo hacer croquetas de atún
Pasos a seguir:
1

Una vez que has elaborado tus deliciosas croquetas, o que has decidido comprarlas ya hechas, lo más normal es congelarlas si no planeamos consumirlas ese mismo día. Sin embargo muchas personas se enfrentan al problema de que al freír las croquetas congeladas las mismas se abren o entonces quedan frías por dentro. Para evitar que esto ocurra deberás seguir algunos consejos.

2

Lo primero es elegir una sartén amplia y preferiblemente profunda para freír las croquetas. Añade cantidad de aceite suficiente como para que las croquetas queden cubiertas casi en su totalidad, de esta forma conseguirás que se doren uniformemente. Pon a calentar la sartén a fuego medio alto.

3

La clave para freír croquetas congeladas y conseguir los mejores resultados, es que el aceite esté muy caliente, un poco más caliente que cuando cocinamos las croquetas recién preparadas. ¿Por qué? pues porque las mismas vienen del congelador y al entrar en contacto con el aceite lo enfriarán ligeramente.

Asegúrate de que el aceite está muy caliente antes de colocar la primera croqueta, si al hacerlo observas que el aceite burbujea alrededor de la croqueta, entonces está en su punto, de lo contrario retírala y espera un poco más.

4

Es importante colocar las croquetas poco a poco, permitiendo que el aceite no baje demasiado su temperatura. No llenes la sartén de croquetas pues corres el riesgo de que se abran, queden mal cocinadas o de que sea difícil voltearlas.

5

Una vez que estén en la sartén, espera que transcurra un minuto y voltea las croquetas, de este modo conseguirás sellarlas. Luego deberás dejar que se frían a fuego medio y se vayan dorando poco a poco. No olvides ir volteándolas para conseguir un resultado uniforme. Toma en cuenta que si la croqueta está demasiado dura es porque continúa congelada en el interior, así que presta atención y asegúrate que estén listas antes de sacarlas del fuego.

6

Cuando estén doraditas entonces podrás retirarlas y colocarlas en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces te invitamos a consultar nuestros trucos para que las croquetas no se abran, así aprenderás más consejos para obtener un entrante perfecto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo freír croquetas congeladas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Escribir comentario sobre Cómo freír croquetas congeladas

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Sylvia Rodriguez
Gracias
Anna
Las hice como decíais, y se quedaron congeladas por dentro..

Cómo freír croquetas congeladas
Imagen: comedera.com
Cómo freír croquetas congeladas

Volver arriba