Compartir

Cómo curar un mate

 
Por María de los Ángeles Montiel Nieves. Actualizado: 2 agosto 2019
Cómo curar un mate

El mate es una infusión que se realiza con hojas de yerba mate y que se consume especialmente en países sudamericanos como Argentina o Paraguay, donde ha sido decretado bebida nacional. Esta bebida cuenta con múltiples beneficios para la salud, pues contiene un elevado índice de antioxidantes y es rica en cafeína, razón por la que da energía y vitalidad a quien la consume.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que resulta fundamental curar bien el envase donde se va a consumir la infusión antes de preparar mate. De dicho envase, llamado igual que la infusión, dependerá que la bebida tenga un sabor u otro y que conserve o no sus propiedades. Por ello, en este artículo de unCOMO, te ofrecemos una guía paso a paso sobre cómo curar un mate.

También te puede interesar: Cómo evitar la acidez del mate

Qué es curar un mate y cuáles se curan

La expresión "curar el mate" se utiliza cuando se procede a limpiar el recipiente donde se sirve dicha bebida. Podríamos decir que se trata de un procedimiento muy recomendable antes de preparar mate, pues se realiza con la finalidad de eliminar los residuos de fibra vegetal que puedan encontrarse en el envase y puedan alterar el sabor de la infusión, así como sus múltiples beneficios y propiedades.

La curación del mate se realiza especialmente cuando dicho envase ha sido elaborado con calabaza, pues si la infusión se elabora, por ejemplo, en un recipiente de madera, es poco probable que los sabores se tornen amargos al paladar.

Existen múltiples métodos para realizar esta curación, la cual variará dependiendo del país y de si deseas preparar mate dulce o amargo. Entre los mates que se curan se encuentran el de cuerno o guampa, el de asta, el de calabaza y el de madera (donde podemos encontrar mate de algarrobo, mate de roble, etc.). Por su parte, los mates de metal, cerámica, vidrio, silicona y plástico no deben curarse necesariamente, pues no tienen residuos en su interior que puedan alterar el sabor de la bebida.

Cómo curar un mate - Qué es curar un mate y cuáles se curan

Cómo curar un mate de madera

La mejor forma para sellar los poros de un mate de madera es con el uso de aceite o cualquier tipo de grasa, pues colocar dicha sustancia orgánica por el envase antes de empezar a usarlo alargará su vida útil.

Del mismo modo, también se puede lavar el recipiente antes de preparar mate y llenarlo de yerbas previamente mojadas para que el interior del envase quede humedecido. Para que esto funcione, deberás asegurarte de que el mate permanece húmedo a lo largo de 24 horas, así que no dejes de mojarlo con agua tibia.

Si has observado algún cambio de color repentino en tu mate de algarrobo (o cualquier otro tipo de madera), así como la aparición de hongos, ha llegado el momento de aprender cómo curar un mate de madera.

Cómo curar un mate - Cómo curar un mate de madera

Cómo curar un mate de calabaza

El mate de calabaza es uno de los que se consume con mayor frecuencia, así que es muy probable que te hayas preguntado cómo curar un mate de calabaza correctamente. Cuando se realiza dicha curación, es necesario llenar todo el envase con yerba mate húmeda. Una vez el recipiente haya sido forrado por completo, se debe llenar con agua caliente y dejar que repose durante doce horas.

Una vez pasado este tiempo, tendrás que sustituir la yerba y despegar con cuidado todos los restos que queden en el interior del mate. Es un proceso esencial, pues debe llevarse a cabo, como mínimo, 3-4 veces antes de consumir de nuevo la infusión. Pasado este tiempo, ya podrás preparar mate como más te guste.

Cómo curar un mate - Cómo curar un mate de calabaza

Cómo curar un mate de palo santo

Lo primero que se debe hacer para aprender cómo curar un mate de palo santo es untar el interior del recipiente con manteca (o cualquier otro tipo de grasa) para no maltratar este tipo de madera.

Al igual que ocurre con los otros mates, deberás cubrir el envase con yerba humedecida y, posteriormente, llenarlo de agua caliente. Dicho procedimiento debe hacerse durante tres días, pues solo así te asegurarás de que el mate tenga el sabor adecuado.

Cabe destacar que las hierbas colocadas previamente en el interior del recipiente no se deben desechar, ya que así mantendrás el envase húmedo e hidratado y evitarás que el sabor de la infusión se vuelva desagradable. Puede que te interese también este artículo sobre Cómo evitar la acidez del mate.

Cómo curar un mate - Cómo curar un mate de palo santo

Otras maneras de curar un mate

Hay personas que en lugar de curar el mate con el método tradicional mencionada, optan por sustituir el agua caliente por un poco de whisky antes de proceder a preparar mate, ya que dicha bebida le da un sabor más único a la infusión. Para llevar a cabo este procedimiento (especialmente común cuando se trata de preparar mate de algarrobo), también deberás pasar el recipiente por fuego; solo así sus paredes se mantendrán compactas.

Cuando el mate es dulce, debes agregar aproximadamente tres cucharadas de azúcar y, seguidamente, una brasa caliente. Una vez se ha calentado lo suficiente, debes proceder a tapar el envase, pues así el azúcar se caramelizará y se adherirá fácilmente a las paredes del vaso. Una vez realizados estos pasos, podrás proceder a la curación con yerbas durante tres días.

Como hemos mencionado, la curación del mate dependerá también del sitio que te encuentres, así como del tipo de mate que quieras preparar.

Cómo curar un mate - Otras maneras de curar un mate

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar un mate, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Cómo curar un mate

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar un mate
1 de 6
Cómo curar un mate

Volver arriba