Compartir

Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos

 
Por Eva Sereno. Actualizado: 8 junio 2018
Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos

El pan es un producto que muchas personas no saben cómo conservar para que dure en perfecto estado más allá del primer día. Sin embargo, no es tan difícil en el caso de los panes caseros que puedes hacer en casa o de los que venden ahora de masa madre, que son como los que se han venido elaborando a lo largo de los siglos.

Con independencia de que lo hagas tú o compres en las tiendas especializadas estos panes artesanos, en unCOMO te explicamos cómo conservar el pan casero crujiente.

 

También te puede interesar: Cómo conservar el pan

Por qué el pan casero crujiente se pone duro

El principal motivo por el que el pan casero deja de estar crujiente es porque pierde su humedad con el paso de los días. Este hecho es especialmente importante no solo para su elaboración, sino también para la forma que le vas a dar al elaborarlo.

Y es que la corteza es la responsable de que deje de estar crujiente y se ponga duro. ¿Por qué? Es sencillo. Lo que llamamos miga o molde es lo que realmente mantiene más cantidad de agua (y, por lo tanto, más humedad), mientras que en la corteza se concentra mayor cantidad de harina.

Esto explica también que, por ejemplo, una hogaza se conserve mejor que una barra de pan. La clave está así en que la hogaza tiene menos cantidad de corteza y alberga más cantidad de miga que la barra de pan en la que hay más superficie de corteza y la parte interior de miga es más pequeña y no está tan concentrada.

Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos - Por qué el pan casero crujiente se pone duro

Mantener la humedad para conservar el pan en casa

Una vez explicado en el anterior apartado por qué el pan casero se pone duro, vamos a dar a conocer una serie de consejos para que se conserve mejor y crujiente durante más tiempo:

Dejarlo al aire

Nada más hacer el pan casero estará caliente. Un motivo por el que es importante dejar que se enfríe al aire. Es decir, no hay que taparlo porque:

  • Pan hecho en casa: es importante enfriarlo al aire. Si se mete caliente en una bolsa o se tapa, se quedará correoso y perderá humedad.
  • Pan casero comprado: en la tienda, seguramente, te habrán metido el pan en una bolsa de plástico o de papel. Si está caliente, hay que sacarlo de ahí al llegar a casa y esperar a que se enfríe. Si no lo haces, sucederá prácticamente lo mismo que si no enfrías el pan hecho en el hogar.

Servir bien el pan

A la hora de servir o de comer el pan, es importante cortar solo la cantidad justa que se va a comer. Es preferible tener que cortar más trozos, que dejarlos cortados. Las rebanadas cortadas se secan y dejan de estar crujientes antes porque guardan peor su humedad.

Ideas para guardar el pan

Una vez el pan esté frío o bien ya hayas cortado la cantidad que vas a comer en ese momento, es importante conservarlo bien. En estos casos, puedes seguir una serie de consejos:

  • Bolsa de tela: es una de las mejores maneras de conservar el pan casero o de masa madre. De hecho, es una opción excelente porque el pan puede respirar y, por lo tanto, se facilita que preserve mejor su humedad en el interior. Además, para que se conserve bien es recomendable poner un poco de apio o un trozo de patata. Realmente, no existe una explicación científica ni aclaratoria que avale por qué se produce, pero el resultado es bueno. También se aconseja colocar la bolsa de tela en un sitio fresco y seco, lejos del sol y en el que haga una temperatura ambiente.
  • Aire libre: otra de las maneras de conservar el pan casero crujiente es dejarlo al aire libre sobre la tabla de cortar, pero poniendo la parte que se ha cortado sobre la superficie para evitar que se seque. Es otro remedio, aunque aquí el resultado dependerá de la temperatura ambiente que haga.
  • Tapar con un paño: es una de las mejores soluciones. Y es que el paño de cocina limpio de toda la vida es de ayuda para taparlo, dejar que respire y se conserve en buen estado.

Conservar el pan en casa congelándolo

En muchas casas, se tiende a congelar el pan de molde casero (o el normal)porque se hacen bastantes panes a la vez o bien se compran porque se va a recibir a la familia o visitas. Realmente, no hay problema en congelarlo. De hecho, lo puedes congelar sin ningún problema. No obstante, tienes que hacerlo bien:

  1. Utiliza una bolsa de plástico que se cierre herméticamente o bien papel de aluminio.
  2. Siempre es conveniente que congeles el pan por las rebanadas o trozos que comes cada vez porque, tras descongelar el pan casero, no debes volverlo a congelar.
  3. Pon la fecha de congelación en la bolsa o en el papel de aluminio para que vayas consumiendo el pan que se congeló en primer lugar.
  4. No es bueno dejarlo más de quince días en el frigorífico porque pierde sabor.

Y, si importante es congelar bien el pan casero, no lo es menos descongelarlo. Lo mejor es que lo saques unas horas antes de que lo vayas a consumir para que se descongele al aire por sí solo. Siempre hay que evitar el microondas porque lo reseca mucho.

Puede que también te interese Cómo hacer pan de molde.

Cómo humedecer el pan casero si ya no está crujiente

En aquellos casos en los que no lo has conservado bien o quieres que esté más crujiente, tienes un truco que funciona bastante bien para devolverle la humedad al pan:

  1. Humedece con un poco de agua ligeramente la corteza.
  2. Pon el pan en el horno.
  3. Hornéalo a 70 grados de temperatura durante dos o tres minutos.
  4. Sácalo del horno.
  5. Espera que se enfríe.
  6. Y listo para consumir.

Con estos consejos sobre cómo conservar el pan casero crujiente podrás mantenerlo en perfecto estado en casa. Desde unCOMO siempre te recomendamos que utilices productos de calidad en su elaboración y que sigas las pautas para su conservación. También puedes consultar a tu panadero de confianza qué puedes hacer para conservar bien el pan.

Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos - Cómo humedecer el pan casero si ya no está crujiente

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos
1 de 3
Cómo conservar el pan casero crujiente - te lo contamos

Volver arriba