Cómo conservar el pan

Cómo conservar el pan

El pan es uno de los alimentos casi imprescindibles en muchos hogares, ya que la dieta mediterránea lo incorpora como uno de los principales alimentos de origen vegetal. Sirve para acompañar las comidas o incluso como ingrediente de numerosos platos. Es por ello que todos nos vemos ante la necesidad de guardarlo correctamente para que no endurezca o se vuelva blando excesivamente rápido. Por este motivo, en unComo queremos explicarte algunas recomendaciones sobre cómo conservar el pan.

Pasos a seguir:
1

A la hora de conservar el pan fresco, lo más recomendable es guardarlo en una bolsa de tela -o de papel si no dispones de ella- para reducir la pérdida de humedad, que es lo que provoca que se ponga duro. Asimismo, es importante no conservarlo en una bolsa de plástico, porque esto acelerará la aparición de moho y nos veremos obligados a desechar el pan.

Usando bolsas de tela también estarás ayudando al medio ambiente, al reducir los residuos de forma considerable.

Imagen: lacuevadelmiguel.over-blog.es
2

Es importante conservar el pan a temperatura ambiente y no en el frigorífico, ya que este electrodoméstico absorberá la humedad de este alimento y provocará que envejezca antes. Deberás conservarlo en un lugar fresco y seco, evitando la luz directa.

En el caso del pan de molde, sí que sería posible introducirlo en la nevera sin retirar su envoltorio de plástico original, porque ayuda a retener la humedad.

3

Otra buena opción para conservar el pan durante algunos días es meterlo en una panera, envuelto en un paño o trapo de algodón. Este mueble destinado exclusivamente al correcto mantenimiento del pan ayudará a la preservación de la humedad, permitiendo a la vez que el pan "respire".

Imagen: la-ferreteria.es
4

En caso de que quieres conservar el pan durante más tiempo, la mejor opción será optar por congelarlo. Cualquier tipo de pan puede ser congelado para consumirlo posteriormente, por ello en este otro artículo te explicamos los pasos a seguir para congelar el pan.

5

Y más importante que congelar bien es descongelar el pan correctamente para que conserve su sabor y textura original. Para ello, deberás tener en cuenta algunas recomendaciones que encontrarás en nuestro artículo sobre la descongelación del pan, de lo contrario el resultado será un pan poco apetecible.

Imagen: libertaddigital.com
6

Y para aquellas ocasiones en que nos sobra pan y termina poniéndose duro e imposible de comer, pero nos negamos a tirarlo, te contamos algunas opciones geniales sobre cómo aprovechar el pan duro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conservar el pan, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.