Compartir

Cómo congelar pasteles

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 2 octubre 2017
Cómo congelar pasteles

¿Te gustan los pasteles pero a menudo se te quedan secos y duros? En unComo.com te traemos la solución. Refrigerar la masa para hacer pasteles o la propia tarta es una manera útil de poder degustar este delicioso dulce en cualquier momento, como si estuviera recién hecho. En el siguiente artículo te damos algunas sugerencias sobre cómo congelar pasteles. Toma nota a los siguientes trucos y ten siempre tu bizcocho, pastel o tarta listo.

También te puede interesar: Cómo hacer un pastel de zanahoria
Pasos a seguir:
1

Antes de refrigerar tu pastel o masa de pastel, debes tener en cuenta qué tipo de tartas se congelan mejor. Aunque la mayoría son aptas para ello, es necesario recordar que los pasteles sin glaseado son los mejores para refrigerar.

Tan solo deberás evitar congelar los pasteles que contengan cremas de queso o huevo, ya sea en glaseado o en relleno. Tampoco es aconsejable congelar los pasteles sin grasa, pues son propensos a secarse rápidamente.

2

Debes seleccionar una envoltura pues la humedad del refrigerador podría mermar la calidad del pastel o de la masa. Te recomendamos utilizar papel de aluminio, papel film, una bolsa de plástico con cierre o papel de manteca. También puedes guardar el pastel en un recipiente metálico, así, además de prevenir la humedad alejarás el dulce de los olores del congelador.

3

A continuación, para saber cómo congelar pasteles deberás envolver la tarta. En caso de que sea sin glaseado puedes envolverlo de manera habitual y colocarlo en el congelador. Pero si la tarta lleva glaseado, introdúcela en el refrigerador hasta que el glaseado quede duro. Después, envuelve el pastel con papel de manteca o film y acábalo con una envoltura de papel de aluminio.

4

A partir de los dos meses de congelación, el pastel empezará a secarse. Pasados los cuatro meses, perderá su sabor. Por lo que te recomendamos, dejarlo en el congelador hasta un máximo de tres meses si la tarta no lleva glaseado y dos meses para los glaseados

5

En caso de que desees congelar la masa del pastel sin que ésta haya sido horneada, toma nota: engrasa un recipiente hermético o ideal para hornear y fórralo con papel de horno. Después pon la mezcla e introdúcelo en el congelador sin tapa; controla que quede la masa dura y envuelve después el recipiente con papel film.

6

La descongelación del pastel variará según lleve o no glaseado. Para el primer caso, saca la tarta del congelador e introdúcela en el frigorífico. De este modo evitarás que el glaseado se condense. Si la tarta no lleva glaseado, deja que el pastel se descongele sorbe el mármol de la cocina, a temperatura ambiente. Este proceso tardará un par de horas y variará según el tamaño del pastel.

7

Ya sabes cómo congelar pasteles pero en unComo te damos más consejos para que aprendas técnicas de congelación y así puedas aprovechar al máximo tus alimentos: por ejemplo aprenderás cómo congelar frutas, cómo congelar las verduras o cómo congelar las almejas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo congelar pasteles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Nunca pongas un pastel congelado en el microondas o en el horno, pues la tarta podría echarse a perder.

Escribir comentario sobre Cómo congelar pasteles

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo congelar pasteles
Cómo congelar pasteles

Volver arriba