Compartir

Cómo abrir una lata sin abrelatas

 
Por Carla Martínez Dantí. 17 septiembre 2020
Cómo abrir una lata sin abrelatas

Tienes una lata que deseas abrir, pero no tienes abrelatas. ¿Y ahora qué? Si te has encontrado en esta situación en alguna ocasión, este artículo de unCOMO es perfecto para ti.

Las latas cuentan con una tapa de metal delgada que puede ser relativamente sencilla de romper sin necesidad de tener un abrelatas si sabes emplear la técnica correcta. Para hacerlo, solo necesitarás un cuchillo, una cuchara, una navaja o cualquier otro instrumento parecido, y seguir nuestros pasos para que sepas cómo abrir una lata sin abrelatas fácilmente.

Cómo abrir una lata sin abrelatas y con una cuchara

Utilizar una cuchara de metal para abrir una lata es una de las opciones más prácticas si no tienes a mano un abrelatas. Eso sí, deberás escoger una cuchara resistente y de material fuerte para que no se doble durante el proceso. Para abrirla, sigue estos pasos:

  1. Pon la lata sobre una superficie estable y agárrala de manera firme con la mano con la que no vayas a usar la cuchara.
  2. Con la lata estabilizada, ubica la cuchara en el borde de la tapa, en ligera hendidura que suelen tener. Coloca la punta de la cuchara hacia abajo con una inclinación aproximada de 45 grados.
  3. A continuación, agarra con fuerza el mango de la cuchara y coloca el pulgar en su dorso para moverla de un lado a otro tan fuerte como sea posible para cortar el aluminio.
  4. Durante la fricción observarás cómo la lata va desgastándose y abriéndose. Creará una pequeña apertura que podrás seguir cortando con la cuchara alrededor de toda la circunferencia de la tapa.
  5. Levanta la tapa y saca su contenido.

Debes usar mucha fuerza para que la cuchara logre traspasar el aluminio. Si ves que te haces daño en las manos, puedes sujetar la cuchara con un paño de por medio para suavizar el contacto.

Si quieres saber también cómo abrir una botella sin abridor, en nuestro vídeo Cómo abrir una cerveza con una llave te dejamos un vídeo para que puedas abrirlas con solo una llave.

Cómo abrir una lata sin abrelatas - Cómo abrir una lata sin abrelatas y con una cuchara

Usa un cuchillo

El utensilio más útil para abrir una lata sin abrelatas es sin duda el cuchillo. Es efectivo, aunque debes tener sumo cuidado de no cortarte, pues cuanto más afilado sea el cuchillo, más efectivo será para abrir la lata. Para ello, sigue los pasos que te indicamos a continuación.

  1. Pon la lata sobre una superficie estable como la encimera de la cocina.
  2. Inserta la punta del cuchillo en la tapa, en la hendidura más cercana al borde.
  3. Sostén el cuchillo por el mango mientras cierras el puño con firmeza y mantienes el pulgar hacia arriba. Con la palma de la mano que tienes libre, deberás golpear el mango del cuchillo hasta que se inserte dentro de la lata. Este paso es peligroso, así que hazlo con cuidado para no perder el control del cuchillo y hacerte daño. Como precaución, te recomendamos usar guantes para llevar a cabo este proceso.
  4. Tras algunos golpes, verás como el cuchillo empezará a hacer un pequeño agujero en la lata. A continuación, mueve el cuchillo unos centímetros y repite la operación para crear otro agujero.
  5. Repite el proceso hasta que todo el borde de la lata cuente con pequeños orificios. En este momento, la tapa estará debilitada y podrás introducir el cuchillo horizontalmente para recortar la tapa. Puedes utilizar un cuchillo más pequeño para cortar las partes conectadas entre los agujeros.

¡Listo! En unos minutos tendrás la lata abierta. Esta opción también te servirá si buscas cómo abrir una lata sin chapa, es decir, una lata a la que se la ha roto la anilla.

Si tienes un cuchillo grande de cocinero, puedes usar la parte afilada de la hoja que está más cerca del mango del cuchillo. Esta punta te puede servir como abrelatas, pues la podrás usar para cortar el aluminio alrededor de toda la circunferencia de la tapa.

Cómo abrir una lata sin abrelatas - Usa un cuchillo

Abrir una lata con una navaja

Al igual que sucede con otros utensilios, la navaja es una herramienta muy eficaz para poder abrir una lata sin abrelatas. Gracias a la navaja lograrás hacer palanca y extraer el contenido de la lata de manera rápida y eficaz, siempre que se trate de una lata con el sello fino y delgado. Solo ten en cuenta lo siguiente:

  1. Clava la navaja en el pliegue del sello de la tapa. El punto exacto será el borde de la lata.
  2. Una vez hayas clavado la navaja levanta la tapa con cuidado para no cortarte.
  3. ¡Listo! Retira la tapa con cuidado y deséchala.

En nuestro artículo Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos te contamos también los mejores trucos para que puedas abrir la botella sin dificultades.

Cómo abrir una lata sin abrelatas - Abrir una lata con una navaja

Ayúdate de unos alicates

Si tienes unos alicates de punta, puedes utilizarlos para abrir una lata de manera rápida y sencilla. Los pasos son simples:

  1. Apoya la lata en una superficie estable y sujétala con una mano con firmeza.
  2. Coge los alicates y colócalos sobre el borde de la tapa. Procura colocar las puntas sobre el pliegue del sellado, pues es el punto en el que podrás abrir la lata con mayor facilidad.
  3. En esta posición, clava la punta y tuerce los alicates. Repite el proceso alrededor de la tapa, como si de un abrelatas se tratara.
  4. En cuanto acabes de cortar la lata con los alicates, podrás abrirla presionándola ligeramente.

Abrir una lata con tijeras resistentes

Puedes usar una tijera resistente de las que se usan para cortar metal o una de jardinería para intentar abrir la lata. Deben ser de punta afilada y gruesas para que no se doblen mientras intentas abrir la lata. Es un método fácil y efectivo para el que solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Clava la punta de las tijeras en el borde exterior de la lata hasta abrir un agujero en el aluminio.
  2. En esta posición, desliza las tijeras alrededor de la lata para lograr recortarla y abrirla rápidamente.
Cómo abrir una lata sin abrelatas - Abrir una lata con tijeras resistentes

Abrir una lata con una piedra

Si te encuentras fuera de casa y no tienes ningún utensilio a mano, no te preocupes, todavía existe alguna posibilidad de poder abrir tus conservas sin un abrelatas. ¿Cómo? Utilizando una piedra siguiendo los pasos que te damos a continuación:

  1. Ubica una piedra que tenga algo de punta y sobre la que puedas hacer presión.
  2. Coloca la lata encima de la piedra y sujétala firmemente mientras frotas el bote contra la piedra. Esta fricción debe hacerse durante 5 minutos y servirá para limar el borde de la lata.
  3. Ejerce presión contra la piedra hasta que observes que la tapa se ha desprendido de los bordes. Llegado ese momento, presionando con los dedos, lograrás despegarla un poco más.

Es probable que la tapa no se abra del todo durante el proceso, pero una vez la hayas despegado, ayudándote de un trapo para evitar cortarte, podrás terminar de abrir la lata por completo.

Abrir una lata con un ladrillo

Otra buena opción para abrir una lata si no tienes a mano utensilios de cocina es usando un bloque de ladrillo o incluso la propia acera. Es un procedimiento muy sencillo, toma nota:

  1. Coloca la lata boca abajo. La parte de la tapa debe quedar sobre el ladrillo.
  2. A continuación, presiona la lata y frótala con fuerza hacia adelante y hacia atrás hasta desgastar la tapa. Esta técnica es parecida a la de abrir la lata con una piedra.
  3. Después de desgastar la tapa, podrás abrirla con un poco de presión. Si no se abre, repite el proceso para desgastarla un poco más y facilitar el proceso.
  4. Con estos pasos puede que se desprendan virutas de metal. Procura limpiarlas para que no lleguen al interior de la lata y echen a perder su contenido.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo abrir una lata sin abrelatas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Escribir comentario sobre Cómo abrir una lata sin abrelatas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo abrir una lata sin abrelatas
1 de 5
Cómo abrir una lata sin abrelatas

Volver arriba