Compartir
Compartir en:

4 recetas de desayunos sanos y rápidos

1 comentario
2 veces compartido
 
4 recetas de desayunos sanos y rápidos

Como hace tiempo que se viene repitiendo, el desayuno es la comida nutricionalmente más importante del día. Después de unas largas horas de ayuna forzadas por el sueño, el desayuno es el momento en el que debemos ofrecer a nuestro organismo la energía necesaria para que pueda rendir durante toda la jornada.

Lo ideal sería poder dedicar el tiempo necesario para ducharnos, asearnos, vestirnos y sentarnos en la mesa para disfrutar del inicio del día. Sin embargo, los horarios apretados, el cansancio, la falta de tiempo y mil otros factores impiden que nos podamos dedicar todo el tiempo que quisiéramos. Pensando especialmente en esta gente, desde unCOMO queremos enseñarte 4 recetas de desayunos sanos y rápidos, porque la calidad no está reñida con la velocidad.

¿Cómo debe ser el desayuno?

Un desayuno completo es indispensable para aportar a nuestro cuerpo toda la energía que necesita para empezar el día con las pilas a cien. Este, proporcionará a nuestro organismo todos los nutrientes que requiere para funcionar con normalidad. Todos los expertos nutricionistas se esfuerzan en recalcar que saltarse el desayuno es una de las peores cosas que podemos hacer. Por un lado, no desayunar significa someter a nuestro cuerpo a un exceso de fatiga, por otro lado, si lo que se quiere es perder peso, es contraproducente. Al no ingerir nada nuestro cuerpo entra en un estado de "supervivencia": el metabolismo no se activa y se queman menos grasas de las que se deberían. Y más tarde, cuando comamos por primera vez, absorberá con mayor intensidad todos los nutrientes, incluyendo las grasas y los azúcares.

Por otro lado, no desayunar influye en la subida de peso, puesto que se sufre más ansiedad por comer y, en consecuencia, durante el día se comerán muchas más comidas altas en grasa. Desayunar de forma completa no solo nos da saciedad, sino que aporta grandes beneficios para nuestro organismo. ¿Pero qué es un buen desayuno? a continuación te hablamos de aquellos ingredientes que jamás pueden faltar en la primera comida del día:

  • Lácteos: ya sea en forma de leche, de yogur o de queso fresco los lácteos son un grupo alimenticio que no puede faltar nunca en nuestro desayuno. Esta fuente natural de calcio, un nutriente necesario para nuestro organismo, debe ser uno de los pilares en ls que fundamentar nuestros desayunos.
  • Cereales: así como otros productos farináceos como el pan o las galletas, son una increíble fuente de fibra, clave para regular nuestro tránsito intestinal, pero también nos aportan hidratos de carbono de largo alcance, o lo que es lo mismo, la gasolina de nuestro cuerpo.
  • Frutas: no solo deben estar presentes en el desayuno, sino que debe ser una de las bases de nuestra dieta por la cantidad de vitaminas, minerales y fibra que aportan.

Batido de fruta y avena

Una de las mejores opciones que tienes para prepararte un desayuno sano, rápido y fácil son los batidos. Por su textura te los puedes beber de forma muy rápida y la preparación no puede ser más sencilla. No obstante, hay que saber elegir bien los productos que utilizas en su confección, pues depende de lo que le pongas puede convertirse en un desayuno sanísimo o en una bomba de calorías. A continuación te daremos una receta para preparar un batido muy sencillo que te aportará todos los nutrientes que necesitas para obtener la energía necesaria para llegar con fuerza a la siguiente comida:

Ingredientes

  • Una taza de leche descremada
  • Un plátano, manzana o ambas
  • Media taza de avena

Preparación

Vierte todos los ingredientes en una licuadora. La fruta es mejor que la cortes en trozos para facilitar el trabajo al electrodoméstico. Cuando esté todo licuado le puedes añadir un poco de miel para endulzarlo, pero no es necesario.

Helado de yogur y fruta

¿Quién te ha dicho que los helados no podían ser sanos? Y en este caso, todo lo bueno que tienen para tu salud lo tienen de bueno para el paladar. Con la receta que te explicaremos a continuación podrás hacer un desayuno que tardarás en hacerlo lo que tardes en sacarlo del congelador y que te asegurará pasar unos momentos geniales mientras lo saboreas.

Ingredientes

  • Fruta cortada a pequeños trozos. Puedes utilizar cualquiera, pero te recomendamos que le pongas kiwi y fresas.
  • Yogur descremado
  • Granola
  • También necesitarás un molde para helados

Preparación

La preparación de este helado es muy sencilla, no obstante, no puedes hacerlo por la mañana sino que necesitas tenerla preparado con anterioridad para que quede bien congelado. Como mínimo la noche antes deberás verter yogur en distintos moldes para helado. Una vez estos hayan sido rellenados por el lácteo, introduce dentro los fruta cortada a trozos, añádele granola y ponlo en el congelador para que el frío lo endurezca. A la mañana siguiente ya estará listo para que disfrutes de un refrescante, rico y sano desayuno.

Pudin de chía

Si solo escuchar la palabra pudin ya piensas en pasarte horas en la cocina olvídate, porqué la siguiente receta es sencillísima y muy rápida de preparar. Además, este es un desayuno que te ofrecerá grandes beneficios, sobretodo por las propiedades de las semillas de chía. A continuación te decimos los ingredientes que necesitas y como preparar el pudding de semillas de chía con sirope de arce.

Ingredientes

  • 1/3 taza de semillas de chía
  • 1 taza de leche desnatada
  • 2 cucharadas de sirope de arce

Preparación

Como te hemos dicho, la preparación de este desayuno no puede ser más sencilla. Pero lo sorprendente del caso es que el resultado es delicioso. Simplemente debes mezclar en una taza grande los ingredientes que te hemos expuesto antes y mezclarlos bien con una cuchara. Cuando ya esté todo bien mezclado ponlo en el frigorífico al menos por una hora para que se refresque y coja la textura adecuada. Si no la has comido nunca te sorprenderás de sabre que las semillas de chía son capaces de absorber hasta 10 veces su propio peso, por lo que se hincharán y ocuparán mucho más espacio. El resultado será un delicioso pudin que te aportará toda la energía que necesitas en esta importante comida. Si no te gusta el sirope de arce puedes optar por otros edulcorantes como la miel, sin embargo, es preferible la opción que te damos porqué se diluye con más facilidad. Para acabar de sumar otro grupo alimenticio necesario durante el desayuno le puedes agregar rodajas de plátano que, además, tiene un gusto que encaja a la perfección.

Avena con plátano y canela

Por último no puedes dejar de conocer este delicioso plato hecho con avena, plátano y canela. Otro de los desayunos fáciles y sanos, puesto que el tiempo nunca puede ser una excusa para no comer con todas las garantías.

Ingredientes

  • 2 tazas de leche desnatadas
  • 1 taza y media de avena
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 plátanos cortados a rodajas
  • 1 cucharada de canela en polvo

Preparación

Como todas las recetas que te hemos explicado en este artículo, tanto puedes prepararlo por la mañana como tenerlo preparado desde la noche anterior. Debes poner a hervir la leche con fuego alto y bajarlo cuando el líquido llegue al punto de ebullición. Vierte la avena y un poquito de sal y ves removiendo durante 5 minutos con una cuchara, importante que sea de madera. Una vez la mezcla se ponga espesa, retíralo y deja que repose por 5 minutos con una tapa tapando la olla. Estos minutos los puedes aprovechar para el aseo o lo que necesites. Una vez se haza enfriado puedes añadirle un poco de azúcar, las rodajas de plátano y disfrutar de tu delicioso desayuno.

Si deseas leer más artículos parecidos a 4 recetas de desayunos sanos y rápidos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre 4 recetas de desayunos sanos y rápidos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Denise mendoza
Hola, es para saber si todas las recetas van con platano o puede ser tambien con cambur no se le llaman igual o no, gracias

4 recetas de desayunos sanos y rápidos
1 de 3
4 recetas de desayunos sanos y rápidos