Te preguntas ¿Cómo usar correctamente la olla a presión? ¡No busques más! Aquí tienes la respuesta

Cómo usar correctamente la olla a presión

Cómo usar correctamente la olla a presión
Para la mujer moderna, la que vive constantemente atareada y tiene que alternar trabajos domésticos con otra profesión, o simplemente desa ahorrar paciencia, combustible y tiempo, la olla a presión es, sin duda una buena amiga, una aliada indispensable. En pocos minutos puede preparar platos exquisitos y de cocción prolongada siguiendo los sistemas tradicionales y que, gracias a la olla a presión, tendrá listos en pocos minutos.
Instrucciones
1
Hay diferentes modelos de olla, pero todoos tienen la misma forma de marmita o cacerola, con una complicada tapadera que facilita cerrar herméticamente por medio de un dispositivo a propósito y que permite cocer los alimentos a una temperatura superior a los 100 grados, llegando a los 110-120, por lo que la cocción se acelera considerablemente, ya que el agua al evaporarse y no encontrar vía de salida, aumenta a presión. De este modo los alimentos se cuecen con mayor rapidez. Al no tener contacto con el aire conservan todo su sabor, aroma y propiedades.
2
Los fabricantes de ollas a presión redactan unos folletos en los que dan instrucciones par el buen manejo de la olla. Todos ellos han puesto el máximo esmero al diseñarlas y ofrecen garantías suficientes de seguridad. El cesto se amortiza rápidamente, ahorrando tiempo y combustible.
3
Cuando la olla es nueva es necesario, en primer lugar, hervir en ella un par de vasos de leche, de este modo podremos confiar en su total limpieza. Después ya se puede lavar con el detergente habitual, nunca con polvos abrasivos. Para las posteriores limpiezas basta fregarla como si de cualquier otro recipiente de cocina se tratara.
4
Las válvulas y palancas de la tapa no ofrecen ninguna dificultad a este respecto. En la olla nueva debe lavarse también el aro de goma que permite su cierre hermético por lo que debe sacarse y lavarse repetidas veces con jabón o detergente, dejándolo después colgado al aire libre durante unas horas. Al guardar la olla, debe dejarse siempre abierta, apoyando la tapa para que el recipiente quede de tal manera que pueda penetrar el aire.
5
No llenar la olla a presión más de dos tercios de su cabida. Asegurarse siempre de que en la olla haya suficiente cantidad de agua, caldo u otro líquido indicado en la receta, de otro modo se quemarían los alimentos si el tiempo de cocción es prolongado.
6
Tener siempre limpia la válvula de seguridad, ha de salir un fino chorrito de vapor, de lo contrario estará obstruida , y esto si que es peligroso. Cerrar perfectamente la tapa de la olla a presión.
7
Una vez terminada la cocción con la olla presión, se procede al enfriamiento, éste puede serrápido o normal. El enfriamiento rápido se lleva a cabo colocando la olla debajo del chorro del grifo, que deberá pasar por un costado de la olla. Este procedimiento solo es aconsejable en caso de mucha prisa, ya que los alimentos pierden en sabor y finura.
8
En cambio el enfriamiento normal, dejando que la presión baje por si misma y poco a poco, es el mejor, ya que ningún cambio brusco de temperatura afecta a los manjares, no alterándolos en sus propiedades ni en su aspecto.
9
Si deseas leer más artículos parecidos a cómo usar correctamente la olla a presión, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Utensilios de cocina.
Consejos
  • La vida útil de la olla presión puede ser de unos 10 años.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo usar correctamente la olla a presión

Nombre
Email (no lo publicamos)
 
Enviar comentario
Avisadme cuando alguien comente en este artículo
Avisadme cuando publiquéis más artículos en esta categoría: Utensilios de cocina y a la Newsletter.

2 comentarios

Usuario Anónimo dijo: 08-03-2014 1) No ha respondido a mis dudas. 2) Las ollas no son específicamente cosas de mujeres.
Marta dijo: 16-01-2014 ¿Para la MUJER moderna? Vaya inicio más machista y anticuado.