Cómo cocinar una pechuga de pollo


Cómo cocinar una pechuga de pollo

El pollo es una de las carnes más versátiles, ya que puede prepararse de muchas maneras y siempre resulta delicioso. Asimismo, la pechuga es una de las partes que más posibilidades ofrece a la hora de cocinarla, y a la vez resulta muy saludable por el hecho de contener poca grasa. De este modo, en unComo queremos explicarte diversas posibilidades acerca de cómo cocinar una pechuga de pollo, ¿cuáles más conoces?

Instrucciones
  1. Pechuga de pollo a la plancha

    Una de las formas más habituales de cocinar las pechugas de pollo es prepararlas a la plancha, ya que además es uno de las técnicas culinarias más sanas de comer carne. De este modo, deberás cortar la pechuga -o pedir al carnicero/a que la corte- en filetes de una anchura considerable, por lo que de una pechuga entera podrás obtener unos 2 o 3 lonchas.

    Antes de pasarla por la plancha, deberás salpimentarla al gusto, así como también puedes agregar algún otro condimento para potenciar el sabor, como pueden ser las hierbas provenzales, romero, ajo molido, etc. Hecho esto, tan solo deberás agregar unas gotas o un chorrito de aceite de oliva a la plancha o sartén y cocinar la pechuga por ambos lados.

  2. Pechuga de pollo al horno

    Otra alternativa a la hora de preparar la pechuga de pollo será hornearlas, ya sea como parte de un pollo entero y, por lo tanto, preparando pollo asado o tan solo metiendo al horno este corte de carne.

    En este caso, también te recomendamos sazonarla antes de meterla al horno; sin embargo, lo mejor será cocinar la pechuga entera y trocearla una vez asada. Respecto al tiempo que deberás tenerlas en el horno, será alrededor de unos 20 minutos o hasta que adquiera un color dorado.

  3. Pechuga de pollo rebozada

    Por otro lado, la pechuga de pollo rebozada o empanada suele ser la que más gusta a los más pequeños de la casa (¡y no tan pequeños!) por quedar mucho más jugosa y sabrosa. Para prepararlas, puedes prepara distintos tipos de rebozado:

    • huevo batido y pan rallado
    • leche y pan rallado
    • huevo batido y harina

    Así mismo, puedes optar por agregar al pan rallado algún condimento como queso parmesano o perejil para darles un toque especial. En este caso, deberás agregar más aceite a la sartén, ya que será necesario freírlas.

  4. Pechuga de pollo en salsa

    Si quieres cocinar la pechuga de pollo y que quede bien jugosa, te sugerimos prepararla en salsa y, de este modo, incluso podrás comértela de un día para el otro o recalentarla en el microondas sin que quede dura.

    Lo cierto es que existen infinitas salsas que combinan a la perfección con el pollo, de modo que deberás optar por la que más te guste. Algunos buenos ejemplos son:

    • Salsa de almendras
    • Pechuga de pollo encebollada
    • Salsa de soja
    • Salsa de limón
    • Pechuga de pollo al ajillo
  5. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cocinar una pechuga de pollo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Platos a la cazuela o te suscribas a nuestro boletín de novedades.
Necesitas
  • Pechugas de pollo
Consejos
  • Puré de patatas y maíz hacen un gran equipo para complementar este plato de solución rápida.
  • Corta la pechuga de pollo para asegurarte de que esté completamente cocinada. Si tiene un color ligeramente rosado, cocínala más.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo cocinar una pechuga de pollo:


Vídeos destacados
Disney y princesas Abrir huevos Kinder Defensa Personal Consejos para los caballos